De acuerdo con la firma de bienes raíces Newmark Grubb Knight Frank (NGKF), hay algunos locales en la calle de Madero, en El Centro Histórico de la Ciudad de México, que alcanzan un promedio de 120 dólares (por metro cuadrado) de renta al mes, pero son muy pocos y muy chicos.

En términos de precios en renta, se trata de la segunda calle más costosa, después de Masaryk, en Polanco. Es decir, para las marcas, los puntos de venta en esa zona de la CDMX resultan vitales. Y cómo no sería así, si tiene una afluencia diaria de más de 2 millones de personas.

De acuerdo con Roy Bagattini, executive vicepresident and president for Levi Strauss Americas, “hay 55 millones de personas que vienen a Madero cada año es demasiado tráfico peatonal, lo que da sentido a tener una tienda en un lugar como este”.

Es por ello que desde el año pasado, las marcas se han decantado específicamente por esta zona para reabrir o inaugurar puntos de venta enormes, las nuevas flagship store.

Se trata de una especie de “buque insignia”, una metáfora para hacer referencia a la tienda más representativa de la compañía. Tienen características específicas como edificios con una arquitectura significativa, diseño especial para transmitir los valores de la firma, ofrecen una experiencia al cliente y sobre todo, suelen contar con zonas de ocio en las que el cliente puede ir a relajarse y socializar.

El Centro Histórico resulta el sitio ideal para colocarlas. Es por ello que marcas como Levi’s y Bershka hicieron lo propio en Madero y ahora C&A realizará una reapertura en Venustiano Carranza.

“En particular el Centro Histórico es una zona que es el corazón de la ciudad, de la moda, con un despliegue de marcas nacionales e internacionales”, comentó Kelly Kroger, CEO de C&A en exclusiva para Merca2.0

La marca se suma otras que tienen puntos de venta fuertes en la zona, cuando realice su reapertura mañana en la calle Venustiano Carranza.

“Esta tienda ya entró en nuestro nuevo concepto de tiendas que lanzamos en abril de 2017 en Guadalajara, tenemos nueve tiendas con este concepto. es muy interesante porque provee una experiencia de compra interesante, que tiene mucho que ver con el mercado mexicano, que puede ir guiado por la tienda descubriendo gustos, accesorios, colores, texturas y propuestas adaptadas a su estilo de vida”, concluyó la directivo.

El Centro Histórico se ha convertido entonces en un punto importante para las marcas de ropa y accesorios, que se han sumado a la estrategia manejada hasta ahora firmas de comida rápida como McDonald’s, Burger King, Chilim Balam, entre otras, que bien podrían imitar la estrategia de las de moda y ampliar sus puntos de venta.