x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva con Urbano Hidalgo, director editorial de GQ México: El poder del documental

Más compañías deberían considerar el potencial del documental, gracias a su enorme poder como puente entre las marcas y las audiencias

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • El documental de GQ fue publicado, como muchas propuestas y campañas lanzadas el 22 de abril, en el marco del Día de la Tierra

  • La producción muestra a una pequeña población en la península de Yucatán que está cambiando su relación con el jaguar

  • Dicho objetivo es posible con ayuda de organizaciones como Pantera, que han transformado a la gente de cazadores a expertos de conservación

GQ México presentó hace solo unas horas el documental “Tras los pasos del jaguar”. No solo es una exploración de la relación que tiene el ejido de Miguel Colorado, Campeche, con uno de los felinos más icónicos de la nación. También es el primer proyecto audiovisual del medio en el formato de investigación de video. Al respecto de la producción, Urbano Hidalgo, el director editorial, afirmó que su meta siempre fue dar un mensaje sobre la sustentabilidad:

Uno de los elementos que más nos importan en la revista en este momento es todo lo que está relacionado con el respeto a la naturaleza, la conservación de nuestro planeta. Nos gusta decir que somos agentes de cambio, y para eso necesitamos hacer acciones que realmente sostengan esa idea. Este documental nace de una gran admiración. Yo creo que no hay ningún animal más interesante y que haya influido tanto en la cultura mesoamericana como el jaguar.

El documental, un formato cada vez más popular

“Tras los pasos del jaguar” también llega en un momento en el que este tipo de producciones audiovisuales están viviendo un momento de notable popularización, y no solo en este país. Ya para inicios de 2019, agentes como NPR hablaban de una “era dorada” del documental. Algo que, de acuerdo con DCIFF, se ha mantenido vigente aún en medio de la crisis sanitaria. En el caso específico de México, Urbano Hidalgo concuerda que es una tendencia bastante fuerte:

Esto se debe a que hemos tenido una suerte muy importante. La tecnología necesaria para crear un documental son cada vez mas accesibles. Las cámaras y micrófonos son mucho más fáciles de manejar, y ya no tienes que salir con grandes dispositivos a grabar. Con un equipo de video y sonido profesional puedes producir de forma más rápida y, por supuesto, también más económica. Es un trabajo que nos gusta mucho, y que haremos de forma más regular.


Notas relacionadas

¿Tu marca aún no invierte en el medio ambiente? Pues esta cifra la va a convencer

Medio ambiente y el Super Bowl: La edición 54 es la más ecológica de la historia del partido

Dicen que a la gente no le importa el medio ambiente (no es cierto)


Conexión con las audiencias

Este medio no es el único que ha reconocido el potencial del documental como un formato atractivo de producir. También empresas como Diageo, a través de su marca Buchanan’s, han experimentado con este concepto. Su poder recae en el potencial de estas producciones para conectar con las audiencias. De acuerdo con el director editorial de GQ, realmente ningún otro tipo de contenido podría lograr establecer los mismos lazos fuertes entre un tema y el público:

Creo que este tipo de información requiere un formato audiovisual. Yo te puedo contar, escribir cómo es el color de la selva, describir cómo son los acuíferos de campeche y cómo es el color de los árboles. Pero si no lo ves, como pasa en un documental, no te emociona tanto, no te engancha tanto. Eso sin contar que el video siempre ha sido muy efectivo para enganchar a las generaciones más jóvenes. Queríamos que la gente viera a esta gente, los protagonistas.

La clave (y el reto) del documental

Éste último punto es crucial para el director editorial de GQ. Cree que su pieza no funcionaría igual si no se tuvieran las historias de la gente de Miguel Colorado al centro del documental. A su parecer, especialmente en medio ambiente, no hay soluciones sencillas. Pero una vez que se les pone un rostro, es mucho más fácil dimensionar los problemas y sus respuestas. Y para las marcas que quieran entrar al documental, Urbano Hidalgo dibuja una puerta de entrada:

Lo que le falta al entorno en México, en todo caso, son ayudas. Eso es lo fundamental. Existe el talento. Los jóvenes mexicanos productores del estilo documental son de los mejores del mundo. Las fracturas, cuando las hay, jamás tiene que ver con los talentos, ni con las historias. Siempre tiene que ver con el dinero, los presupuestos, la capacidad de producción. Son a los jóvenes que van saliendo de escuelas de cine, con grandes tramas, a los que hay que ayudar.

Otros artículos exclusivos para suscriptores