x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva con Herón Arteaga, director de Seguridad Informática del TEPJF: Privacidad y datos en instituciones públicas

La protección y privacidad de datos personales es un tema que no solo afecta a las empresas, sino también a las instituciones públicas

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • De acuerdo con Pew Research, al menos en Estados Unidos, las personas están cada vez más confundidas sobre cómo se manejan sus datos

  • Casi dos de cada tres ciudadanos creen que es imposible que los gobiernos operen si un nivel de recolección de información del público

  • Sin embargo, en general, parece haber menos preocupación sobre cómo las instituciones públicas están usando sus insights, frente a las marcas

En todo el mundo, la cuestión de la privacidad, protección y seguridad de datos personales se está colocando entre las principales prioridades de los agentes privados. En datos de Nextgov, este tema (con la gobernanza de información) serán temas clave para las marcas todo el 2021. Pero no solo afecta a las compañías. Según Herón Arteaga, director de Seguridad Informática del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), es crucial para el gobierno:

Dentro de este rubro, al ser institución gubernamental, necesitamos poner atención en nuestra política para dar el tratamiento según lo que nos marca la Ley General de Protección de Datos. Debemos tener la delicadez para darle el tratamiento adecuado. Tal vez no es más exigente que en el entorno privado, pero sí está mucho más vigilado. En el sector público, la gente está siempre revisando los casos de filtración de información. Estamos siempre bajo observación.

Cambios a raíz de la pandemia en protección de datos

Las empresas privadas vivieron, en los meses de la crisis sanitaria, una serie de cambios que probaron ser muchas veces retadores para sus políticas de privacidad de datos. De acuerdo con Episerver, esto responde únicamente a que muchos procesos tuvieron que cambiarse al entorno digital. Algo que, especialmente para los agentes aún atrasados en transformación digital, probó ser muy complejo. Según Herón Arteaga, esto se replicó en el sector público:

Nuestro principal reto fue el tema de la pandemia. Vino a cambiar muchísimas cosas. Todo es más electrónico, todo el mundo sube datos y usa la tecnología. Y las instituciones públicas se deben preparar para cuando los usuarios se registren o naveguen sin la delicadeza adecuada. Podríamos verlo como una mejora. Los órganos públicos sabíamos muy bien nuestro alcance con la Ley General, pero lo teníamos claro en el entorno físico. Hoy, hay que llevarlo al online.


Notas relacionadas

La oscura verdad detrás del porqué quieren hacerse con tus datos de navegación

Saber interpretar datos es lo que falta en tu trabajo de marketing digital

Aprender a narrar datos es posible con la ayuda de este Diplomado


Un estira y afloja con la ciudadanía

Lo cierto es que, a pesar de los avances que se han dado en instituciones públicas y agentes privados, no todo el avance en protección de datos puede venir de estos agentes. También los mismos usuarios han probado ser relativamente descuidados con su información. Año con año, incluido 2020, se refuerza la noción que la gente no tiene buenas prácticas de navegación web. Y en este sentido, apunta el funcionario del TEPJF, hay mucho que trabajar en cultura:

Como instituciones públicas, coincidimos que debemos regirnos y estar en constante contacto con el INAI para saber cómo debemos alinearnos. Pero en México falta un tema de cultura, no tanto de las organizaciones sino de la gente. Las personas deberían estar conscientes de qué son los datos personales. Así, ellos pueden conocer exactamente qué información deberían compartir o no a los agentes privados y públicos, así como solicitar un mejor tratamiento.

Sumando para un mejor futuro en protección de datos

El director de seguridad del TEPJF afirma que siguen avanzando las instituciones públicas en sus políticas de protección de datos. En gran parte, porque es la ley y es su obligación que la sigan. Pero también porque existe un importante sentido del “deber ser” en muchos de los departamentos de privacidad en órganos de gobierno. Herón Arteaga de hecho cree que este impulso, junto con una mayor participación de la ciudadanía, creará un futuro mucho mejor:

Entre que las instituciones más se suban, y la ciudadanía mejore su conocimiento sobre los datos personales, tendremos un endurecimiento de estas políticas. Seremos más rigurosos como ciudadanos, y como organización tendremos más apertura para decirles qué se está haciendo. La apertura ya está, pero no se tiene el conocimiento del público para solicitar cómo se están tratando sus datos. Solo con el trabajo en conjunto tendremos un entorno más fuerte.

Otros artículos exclusivos para suscriptores