x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva con Arleth Leal, presidenta de Tutorel: ¿Ser o no ser un trabajador independiente en el new normal?

Aunque la figura del trabajador independiente ha existido por años, podría ser un formato mucho más común en el mundo post-pandemia

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • El formato del trabajador independiente permite a las personas escoger qué, cuando, cómo y por cuanto desea trabajar

  • Si bien la informalidad es un riesgo, hay plataformas digitales que buscan coordinar esfuerzos entre empresas y freelance en el marco legal

  • Asimismo, como se puede colaborar con compañías de todo el mundo, algo que también permite ayudar a construir un buen CV profesional


Merca2.0 está trabajando en su Ranking de Agencias de Promoción 2021. Si tienes una firma o compañía dentro de este entorno y quieres saber cómo se posiciona frente a otros rivales, no olvides llenar este cuestionario.


De acuerdo con Arleth Leal, presidenta de Tutorel, ser un trabajador independiente tiene varias ventajas con respecto a laborar bajo un contrato tradicional:

En primer lugar, ahora ya estas personas pueden trabajar desde cualquier lugar, siempre que tengan una computadora y conexión a internet. Segundo, un trabajador independiente tiene un  mayor control de sus calendarios. Puede abrir, cerrar y bloquear espacios en su agenda como mejor le convenga. Tiene total libertad de trabajar a tiempo completo o parcial. Y más crucial aún, ellos ponen sus precios. Pueden decidir exactamente cuál es el ingreso que quieren tener.

También es importante destacar que es claramente un formato útil en entornos económicos complicados. En datos de Statista, para 2018 la mayor penetración de profesionales freelance se daba en países de bajo ingreso. Esta información es particularmente relevante para una nueva normalidad de post-pandemia.

Un trabajador independiente en la nueva normalidad

Hay que recordar que la pandemia, además de ser una crisis sanitaria, fue también un tema económico. Tan solo en México, para mediados del año pasado ya se creía que la COVID-19 iba a costarle al país más de 1.5 millones de empleos perdidos. A eso se le deben sumar los cientos de miles de negocios, de todos tamaños, que están cerrando o haciendo recortes. En este difícil panorama, Arleth Leal apunta que ser un trabajador independiente es más atractivo:

Vivimos una evolución interesante. En otros años, el empleo freelance era únicamente para una fracción de la población. Hoy muchos profesionales están considerando volverse un trabajador independiente. Para ellos, es una oportunidad viable auto-emplearse o buscar proyectos por su cuenta. Además, es posible que después de la pandemia no podamos volver a la realidad de siempre, con un contrato y horarios definidos. Hoy tenemos que ser mucho más flexibles.


Notas relacionadas

Los trabajadores freelance también necesitan contrato

Freelance, 10 factores esenciales

4 puntos clave para hacer que el trabajo freelance funcione


Freelance en post-pandemia

Las evoluciones de las que habla Arleth Leal ya han sido notadas por otros agentes en todo el mundo. De acuerdo con NPR, durante 2020 se aumentó en dos millones de personas la cifra de profesionales que se consideraba un trabajador independiente en Estados Unidos (EEUU). Ahora, los empleados freelance constituyen el  36 por ciento de la fuerza laboral de ese país. Pero que sea más común, apunta la presidente de Tutorel, no significa que sea más sencillo:

El reto principal para cualquier trabajador independiente será que tenga una habilidad para manejar plataformas digitales, y hacerlo de una manera muy eficiente. Sabemos que es una aptitud que, al menos en México, nos ha costado mucho desarrollarla. En segundo lugar está la apertura a poder trabajar y tener una correcta organización tanto del esquema de trabajo como del tiempo profesional. Y así, poder aportar a proyectos de varias empresas a la vez.

Informalidad y la perspectiva del trabajador independiente

Hay otra barrera importante para que el formato freelance realmente despegue en México y el resto del mundo como una alternativa válida post-COVID. En muchas partes del mundo se han levantado preocupaciones y quejas sobre cómo la figura del trabajador independiente es, para muchas empresas, un recurso para la precariedad labora. En este sentido, la líder de Tutorel acepta que hay un peligro de caer en la informalidad, pero que hay formas de contrarrestarlo:

Sin duda, tener un contrato tradicional da una certeza jurídica y protección a los empleados. Pero tenemos que estar abiertos. Sí hay que puntualizar que el trabajador independiente no debe entrar en la informalidad. Pero estos freelance tienen que generar facturas y así puedan construir certidumbre. La forma en la que concebimos una carrera profesional va hacia que las marcas contraten más servicios externos y por proyectos. A que la gente trabaje desde casa.

Otros artículos exclusivos para suscriptores