x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Entrevista exclusiva con Antonio Aguila, director de Planeación Estrategia de la agencia Águila y Sol: Shoppable TV y su porvenir en México

El formato de la shoppable TV en México, aunque todavía está en su infancia, tiene un futuro atractivo como estrategia de comercialización

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • De acuerdo con eMarketer, la shoppable TV es una de las tendencias que se esperaba revolucionaran el retail durante 2020

  • Esta estrategia de marketing funciona mejor en ecommerce de nicho, con públicos bien definidos que están buscando productos concretos

  • Sin embargo, requieren un budget considerable para crear experiencias y producciones que generen el efecto deseado en los consumidores

Históricamente, México ha tendido a estar relativamente atrás de otros países de occidente en la curva de adopción tecnológica. Por ejemplo, GSMA apuntaba en 2016 que se tenía apenas una penetración del 69 por ciento de servicios móviles en el país, relativamente baja frente a otros países desarrollados. De acuerdo con Antonio Aguila, director de Planeación Estrategia de la agencia Águila y Sol, algo bastante similar ocurre con las estrategias de shoppable TV:

En todo México, y en general en todo América Latina, el avance de esta innovación ha sido muy lento. Cierto, la pandemia nos ha ayudado a extender el alcance de la shoppable TV. Pero en última instancia, no existe todavía una cultura a su alrededor. Pero eso no significa que no haya un área de oportunidad. En este año tendríamos que ver una evolución a la par de lo que, en su momento, se vio con plataformas como redes sociales, el streaming o el ecommerce.

Beneficios de la shoppable TV

El concepto de esta estrategia de marketing puede ser difícil de explicar concretamente. Y es que, como ejemplifica Cyberclick, las implementaciones que hay en el mercado global de la shoppable TV tienen varias diferencias entre sí. Pero en general, todas comparten el hecho que los usuarios interactúan con contenidos de video que pueden traducirse directamente a una compra. Algo que Antonio señala puede traer beneficios a las empresas que la implementen:

Se trata de contar historias. Es similar a lo que en los 90’s llegaron a hacer algunos centros comerciales. Montaban escaparates no con maniquíes, sino con modelos de carne y hueso. O lo que hicieron algunos teatros, que montaban pequeñas obras y sketches en parques para invitar a la gente a ver el show principal. Se trata de combinar una experiencia distinta con el consumo como tal, el shopping. Pero tiene un elemento adicional, que es el entretenimiento.


Notas relacionadas


Potencial y estrategias “de entrada”

Aguila reafirma que, más allá de la parte de experiencia, la shoppable TV se convertirá en una inversión cada vez más atractiva por su facilidad de compra. Es decir, los consumidores tienen la oportunidad de vender en el mismo momento y lugar en el que encuentran un producto que les llama la atención. Asimismo, las interacciones digitales en la misma pantalla permiten a las marcas generar muchos datos. El experto de Águila y Solo hasta lo compara a focus groups.

En este sentido, no se diferencia tanto de algunas iniciativas más simples que ya se están poniendo en marchas en ciertas plataformas digitales. Por ejemplo, en YouTube desde el pasado octubre de 2020 se está trabajando en nuevas etiquetas de productos. Estas le darían a los creadores de contenido la oportunidad de “promocionar” mercancía directamente desde sus videos. Las audiencias solo tendrían que hacer click para ser re-dirigidos a un ecommerce.

¿Por qué hacer el salto a la shoppable TV?

El mismo Antonio Aguila dice que estas estrategia más simples en YouTube y otras redes sociales representan “pruebas” de lo que la shoppable TV puede lograr. Y aunque está seguro que el ROI de esta estrategia es muy alto también advierte que requiere una enorme inversión. ¿Por qué, entonces, deberían las marcas considerar hacer el salto completo a esas iniciativas? Según el director  de Planeación Estratégica de Águila y Sol, es una cuestión de oportunidad:

Las empresas deberían hacerlo, primero, porque es una tecnología que está a punto de entrar en tendencia. Pero también porque ayuda en las estrategias de branding y contenido. Con la shoppable TV generamos recursos que nos ayudan a estar en la mente de nuestro público. Y también podemos hablar de emoción. Estas estrategias ayudan a generar sentimientos entre las audiencias que los motivan a actuar. Y en conjunto, todas ellas desembocan en una venta.

Otros artículos exclusivos para suscriptores