x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

El enemigo que acecha a tu estrategia en Big Data

Para 2018 el 50 por ciento de las violaciones de ética empresarial se relacionará con el manejo de datos.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

[g1_row]

[g1_1of1]

Para nadie es un secreto que el manejo de grandes cantidades de datos así como su interpretación, se han convertido en una de las ventajas competitivas más destacadas para mantener relevancia en el mercado.

Lo anterior tiene que ver no sólo con conocer con mayor precisión los comportamientos actuales de los públicos meta, sino que las organizaciones han encontrado en las soluciones relacionadas con Big Data a un gran aliado que promete mejorar las capacidades de predicción sobre el comportamiento y reacciones que las audiencias pueden mostrar frente a un estímulo definido.

Datos publicados por Statista indican que entre 2016 y 2021, los ingresos agenciados por el mercado de soluciones Big Data crecerá de 27.3 mil millones a 65.2 mil millones de dólares, mientras que un estudio realizado por Amdocs Services revela que durante 2020 las empresas aumentará hasta un 33 por ciento sus inversiones al respecto.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Beneficios del Big Data en Mercadotecnia

Datos correspondientes a 2015 publicados por Vanson Bourne

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of4]

[g1_numbers icon_subset=”fontawesome-web-application-icons” icon=”check-square-o” start=”0″ stop=”50″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” icon_color=”#9e9e9e” text_color=”#000000″ caption_color=”#dd3333″]

Nuevos productos/servicios

[/g1_numbers]

[/g1_1of4]

[g1_1of4]

[g1_numbers icon_subset=”fontawesome-web-application-icons” icon=”star-o” start=”0″ stop=”51″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” icon_color=”#9e9e9e” text_color=”#000000″ caption_color=”#dd3333″]

Mejora de la pisición competitiva

[/g1_numbers]

[/g1_1of4]

[g1_1of4]

[g1_numbers icon_subset=”fontawesome-web-application-icons” icon=”thumbs-o-up” start=”0″ stop=”44″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” icon_color=”#9e9e9e” text_color=”#000000″ caption_color=”#dd3333″]

Mejora la calidad de la oferta

[/g1_numbers]

[/g1_1of4]

[g1_1of4]

[g1_numbers icon_subset=”fontawesome-web-application-icons” icon=”shopping-cart” start=”0″ stop=”49″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” icon_color=”#9e9e9e” text_color=”#000000″ caption_color=”#dd3333″]

Optimización de las campañas de venta

[/g1_numbers]

[/g1_1of4]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Gran parte de estos recursos serán destinados a herramientas y soluciones que permitan predecir antes que describir los comportamientos del mercado. De hecho, según un informe de la World Federation of Advertisers, se prevé que durante el siguiente año, el 89 por ciento de los responsables de mercadotecnia incrementen sus inversiones en herramientas de analítica enfocadas a Big Data, con el fin de que dicho tratamiento de los datos resulte en insigths mucho más predictivos y prescriptivos que descriptivos, tarea que hasta el momento sólo una cuarta parte de los profesionales del marketing asegura es capaz de hacer.

Mauricio Andrade de Paula, senior industry consultant de Teradata para las industrias retail, manufactura, e-commerce y telecomunicaciones, refiere que aún cuando los números son optimistas, la efectividad de estas tecnologías en la práctica puede ser diferente, ya que “ las empresas y los ejecutivos no consideran el hecho de que Big Data no sólo consiste en el almacenamiento de gran cantidad de información”.

Aunque es cierto que una de las grandes preocupaciones cuando de Big Data se trata, tiene que ver con el correcto manejo e interpretación de los datos para encontrar insights más precisos que permitan optimizar las inversiones y estrategias a favor del crecimiento del negocio, la realidad es que no es el único aspecto al que las marcas deberán prestar atención.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_2of3]

Al tiempo que son más los dispositivos conectados a la red, no sólo aumenta la cantidad de datos disponibles, sino también las brechas a cerrar en términos de privacidad y seguridad de la información, un tema que resulta vital para mantener la confianza del consumidor y acceder a datos certeros.

Lo anterior no es un tema menor y debe ser atendido con el rigor que demandan tanto el panorama actual así como el contexto futuro. Un estudio realizado por Acxiom concluye que sólo el 1 por ciento de los consumidores confía en que los anunciantes cuidarán y darán buen uso de sus datos personales, asunto que toma relevancia cuando se ponen sobre la mesa los pronósticos de Gartner que indican que para 2018, el 50 por ciento de las violaciones de ética empresarial se relacionará con el manejo de datos.

Como lo menciona Carlos Fanjul, head of data, performance & analytics en Havas Media Group, en la era en donde los datos mandan “hay varios puntos que no podemos perder de vista. La privacidad del usuario es uno de ellos. A pesar de tener la capacidad de llegarles a ellos en cualquier momento y en cualquier lugar no podemos hacerlo así tal cual”.

Apostar por procesos y sistemas mucho más abiertos y más claros sobre el manejo que se da a los datos que las empresas poseen de sus públicos meta, será pieza clave para contrarrestar los efectos del fenómeno conocido como Dirty Data, considerado como uno de los obstáculos más relevantes que tienen que enfrentar las estrategias en este campo.

En este sentido, los resultados de un reciente estudio elaborado por Verve, indican que el 60 por ciento de los usuarios de internet en el mundo asegura mentir cuando marcas o instituciones solicitan datos personales a través de la red, mientras que previsiones de Integrate refieren que el 40 por ciento de los datos que emplean o poseen las empresas B2B entran dentro de dicha categoría.

[/g1_2of3]

[g1_1of3]

[g1_quote author_description_format=”%link%” align=”none” size=”m” style=”simple” template=”03″]

Las empresas y los ejecutivos no consideran el hecho de que Big Data no sólo consiste en el almacenamiento de gran cantidad de información.

[/g1_quote]

[/g1_1of3]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Dicha tendencia, que se mantiene a la alza, no sólo limita los beneficios productivos que puede traer consigo el buen manejo de datos, sino que también es factor para convertir las inversiones y esfuerzos en pérdidas significativas para la rentabilidad del negocio.

Tan sólo en Estados Unidos, se estima que las empresas pierden cerca de 600 mil millones de dólares al año por información Dirty Data (Invenio).

Si bien es cierto que la industria, en términos generales, considera como tema prioritario la privacidad y seguridad de los datos que posee sobre sus clientes, es cierto que todavía existen demasiadas brechas a cerrar al respecto, sobre todo cuando hablamos de comunicar de manera eficiente el tratamiento que se le da a esta información para fines comerciales.

Redoblar acciones e iniciativas en este sentido, debe de ser una tarea que se lleve a cabo con el mismo rigor e interés que caracteriza a los procesos para obtener data de valor, de lo contrario, las ventajas competitivas que se pueden obtener mediante el manejo de Big Data se verán afectadas de la misma manera que las inversiones realizadas en dicho terreno.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

Otros artículos exclusivos para suscriptores