Tras el desuso que muchas marcas han comenzado a hacer de los popotes de plástico, los consumidores están participando en el ajuste que experimenta la industria para alternar el uso de este producto.

Para entenderlo, podemos observar cómo diversas cuentas se han sumado a la petición lanzada a Kellogg’s, de relanzar al mercado sus famosos popotes de cereal.

El hecho se ha convertido en una oportunidad única para la empresa, que tendrá que lanzar al mercado este producto, ahora que la pauta se ha determinado por al menos los siguientes ejemplos que enlistamos:

Popotes de vidrio o de metal

Popotes sustentables

El replanteamiento que el desuso de los popotes de plástico ha hecho en el mercado supone una serie de ajustes que son importantes pues a partir de ello no solo se podrán cumplir metas globales, sino que se dará un gran impulso a la innovación que supone el diseño y la comunicación.

La petición que hacen a Kellogg’s puede ser vista desde la mercadotecnia de nostalgia, una pauta con la que consumidores construyen una relación con marcas a partir de experiencias que ha vivido con campañas o productos descontinuados, pero que a su relanzamiento se convierten en exitosos recursos comerciales.

Aspecto de la petición que han hecho en redes a Kellogg’s: