x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

En imágenes: Así se vivió la reapertura de los cines en la CDMX

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Las salas de cines ayer recibieron a sus primeros clientes luego de varios meses sin operaciones y las imágenes de cómo se vive la nueva normalidad.

Luego de más de cuatro meses de permanecer cerrados, los cines en la Ciudad de México volvieron a abrir sus puertas este miércoles.

Con rigurosos protocolos de seguridad y una serie de medidas que tanto empleados como asistentes desde ahora deben acatar, se reactivó un negocio que mueve millones de pesos en el mercado mexicano.

Entre cifras y recuperación

De acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria Cinematográfica en su reporte final del 2019, México su ubicó como el cuarto mercado con mayor número de boletos vendidos al alcanzar 352 millones de tickets al año, lo que le permitió colocarse en la novena posición con mayor taquilla al alcanzar 996 millones de dólares.

Si se habla de asistencia, tenemos que México se encuentra dentro de la décima posición entre los mercados con mayor asistencia a los cines al reportar un total de 2.8 boletos vendidos por habitante al año.

Con el cierre obligado y prolongado de sus salas, el sector dejó de ganar importantes ingresos que ahora mismo buscan ser recuperados en medio de un entorno que impone muchas limitantes.

Tan sólo en lo que se refiere a la venta de boletos en taquilla, los principales jugadores de la industria han dejado de vender cerca de 6 mil 500 millones de pesos, de acuerdo con estimaciones de Canacine.

En este punto es vital indicar que la mayor pérdida para las salas de cine en el país no estará ligada al cine por ciento ni en su mayoría a la venta de entradas a las salas.

Hacia 2017, El Financiero indicaba que las ventas de dulcerías en Cinépolis y Cinemex generaban más que la venta de boletos. Este ingreso podía representar hasta el 60 por ciento del total para estas cadenas.

Las imágenes de la reapertura

Recuperar lo antes posible lo perdido es vital para frenar el cierre de complejos que ya es una realidad en el mercado.

No obstante, no se puede perder de vista que este proceso de reapertura se da un contexto en el que las propias medidas de seguridad, limitarán por definición los ingresos de las salas de cine en más de un sentido.

Basta con mencionar algunas de las nuevas reglas que los cines y visitantes deberán de seguir:

  • Aforo al 30 por ciento .
  • El sistema de ventilación debe usarse con un mínimo de 40 por ciento de aire libre hacia el exterior. La recirculación del aire en el interior está prohibida. El sistema y los filtros deberán desinfectarse y limpiarse constantemente.
  • Se debe evitar acudir en grupos grandes y respetar la sana distancia tanto al interior como al exterior.
  • Señalización de asientos que no se pueden ocupar debido a la sana distancia.
  • Promover la compra a través de medios electrónicos
  • Prohibido el consumo de alimentos dentro de la sala de cine y durante la proyección de la película
  • Se suspende la venta a granel de dulces y alimentos que estén expuestos
  • También se elimina los dispensadores de salsas y demás condimentos

Aún con estas medidas, las salas de cine ayer recibieron a sus primeros clientes luego de varios meses sin operaciones y las imágenes de cómo se vive la nueva normalidad en los cines fueron una constante en redes sociales:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados

McDonald's

McDonald’s revive alimento que daba por muerto

McDonald’s ha tomado la decisión de revivir uno de sus productos que hace años no tenía en el menú de sus restaurantes y la acción es señal de cómo las marcas están apostando por viejas estrategias en contingencia.