CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Empresas con propósito

La responsabilidad social tiene  nuevo rostro que es vital para mantener cualquier negocio.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

La definición de responsabilidad social tomó nuevos significados para los consumidores y los planes de negocio de las empresas luego de la pandemia.

La exigencia por tener marcas con propósito es clara. Según Deloitte, el 79 por ciento de los consumidores recordaron casos de marcas que respondieron positivamente al COVID-19 para ayudar a sus clientes, fuerza laboral y comunidades.

El rol de la responsabilidad social

Teresa Cid, directora de comunicación y relaciones públicas de General Motors de México

Así las personas serán especialmente afines a marcas que respondan a un propósito. De esta manera el marketing deberá plantear el por qué existen los productos y cuál es su misión de servicio para las comunidades.

A decir de Ricardo Triana, director ejecutivo para América Latina de PMI, “México es un país en donde hay mucha área de oportunidad para crear e implementar proyectos de responsabilidad social. A raíz del Covid-19, esta tendencia se incrementó y hemos podido ver cómo empresas que no siempre tenían relación entre sí o eran competencia, se ayudan mutuamente por un bien común”.

Lo anterior deja en claro que la responsabilidad es un tema crucial para ser parte de esta nueva normalidad. No obstante, este conocido concepto ahora tendrá un significado distinto.

Para Teresa Cid, directora de comunicación y relaciones públicas de General Motors de México, “los consumidores hoy además de preferir empresas que sean éticas, que cuiden el medio ambiente y que apoyen con programas comunitarios, que de alguna forma era lo “tradicional” al referirse a empresa responsable, están preocupados por ver que las compañías sean éticas en todos los frentes; es decir de manera integral, cuidando tanto a sus públicos internos, como externos”.

El nuevo rostro de la responsabilidad 

De la misma manera que la manera de hacer negocio cambio, las exigencias alrededor de la responsabilidad lo hicieron y las marcas ahora deberán abordar esta tendencia desde diversas aristas.

“Las empresas deberán adaptarse a las grandes tendencias. Brindar la transparencia ayudará a generar mayor confianza en las compañías y marcas. La tecnología puede ser una herramienta poderosa para ayudar a las empresas en sus iniciativas de RSE. Finalmente, el enfoque en la sustentabilidad estará no solo en hacer menos daño, sino en regenerar”, destacó Laura Bonilla, directora de asuntos corporativos de Unilever México, Centroamérica y Caribe. 

“Los consumidores esperan que una empresa responsable sea aquella que aborde los desafíos que enfrentamos como humanidad a nivel social y medioambiental, utilizando su escala y alcance no solo de manera temporal”

El asunto es uno que está ligado de manera con la necesaria generación de negocio. Como lo indica Pablo Ramos, CEO y Co-fundador de bebbia, “mantener el impacto positivo con nuestros clientes, empleados, proveedores y todo nuestro ecosistema es de suma importancia. Debemos impulsar la generación de valor en la sociedad para continuar con nuestro objetivo de ofrecer alternativas sustentables a nuestros consumidores”.

De esta manera, como concluye Alejandra Sánchez Ayala, Líder de Sustentabilidad C&A México, “para las empresas no solo debe importar el qué hacemos, sino el cómo lo hacemos, porque los consumidores crecen su interés por comprarle a empresas que tienen un propósito mayor de trascendencia y así, a través de sus compras, hacer el bien”.

B

Otros artículos exclusivos para suscriptores