Los emojis son parte de la vida digital cotidiana: están en la mayoría de los mensajes y en todas las plataformas digitales. Actualmente son entendidos como una estrategia de comunicación a través de la cual se pueden conocer generalidades de los grupos sociales que los utilizan y ser parte de campañas que luchan por visibilizar temas de los que es difícil hablar en diferentes grupos poblacionales.

El estudio “Análisis empírico de la utilización de emojis en usuarios de smartphones”, realizado por investigadores de las universidades de Michigan y Pekín, arrojó datos importantes con respecto al impacto de los emojis en diferentes sociedades del mundo. Los investigadores tomaron como muestra 427 millones de mensajes de WhatsApp y SMS, de casi 4 millones de usuarios repartidos en más de 200 naciones.

La investigación arrojó que la cara con lágrimas de alegría es el emoji más popular en el mundo, su uso representa el 15.4 por ciento del empleo de todos los símbolos. Otros resultados del estudio indican que las mujeres los prefieren: 68.3 por ciento de las féminas usan estos símbolos, en contra del 31.7 de hombres. El 74.3 de los usuarios de emojis tienen menos de 25 años.

Francia es el país en el que más se les utiliza. El 19.8 por ciento de los mensajes en el país europeo contienen emojis. Su símbolo favorito, a diferencia de la mayoría de los países, es el del corazón. Le sigue Rusia, con el 10.9 por ciento, y Estados Unidos, con el 9.2 por ciento.

Según la investigación, en países como Australia y República Checa se usan más los emojis que refieren expresiones positivas. Por el contrario, en naciones como México, Colombia y Perú se usan con mayor frecuencia los que denotan sentimientos como tristeza o enojo. Este dato en específico es revelador en términos comunicaciones porque demuestra que los emojis pueden servir como un termómetro para conocer el estado de una sociedad.

⬇️tag me if used⬇️ • • #bingo #bingostory #games #food #drinks #emojis #smileyfaces #lmao #lol #secondpost

Una publicación compartida de (🌸) 10 y.o (@bingogames.ind) el

La semana pasada la organización Plan Internacional dio a conocer las propuestas para incluir un emoji de la menstruación en las aplicaciones de mensajería. Una vez elegido el ícono, de entre cinco propuestas, será presentado al Unicode Consortium, que se encarga de elegir los símbolos que se añaden a las plataformas. La iniciativa considera que estos símbolos comunicaciones son una forma efectiva y natural de transmitir un mensaje y romper con los tabúes de cualquier manifestación o actividad.

Facebook, por otro lado, recién anunció que es posible que sus usuarios activen el emoji del arcoiris con motivo del mes del orgullo gay. Para muchas personas se trata de una forma de inclusión. Para otros de una manera de capitalizar una tendencia.

Los emojis también son considerados una forma de arte. El año pasado el primer set, desarrollado por la empresa NTT Docomo, y que fueron incorporados a los celulares en 1999, se añadió a la colección del Museo de Arte Moderno de Nueva York. Este año tendrán su propia película, dirigida por Tony Leondis.

También existe un sitio, Emojipedia, que compila su historia, sus diferentes versiones, a qué aluden, de qué forma se les usa e incluso un tag que enlaza a todas las publicaciones en Facebook, Twitter e Instagram, entre otras redes sociales, que lo utilizan.

Un estudio de Statista reveló que el 59 por ciento de los Millenials piensan que cuando las empresas usan emojis en la publicidad se están esforzando de más. Como era de esperarse, el 62 por ciento del grupo poblacional entre 50 y 64 años cree que las organizaciones van demasiado lejos al utilizar estas formas de comunicación para promocionar servicios o productos.

Los emojis son una estrategia de comunicación importante en nuestros días, sirven para añadir creatividad a los mensajes y resumir el número de caracteres que usamos en los mismos, lo cual genera una mayor economía.