El riesgo de la conectividad permanente

Santiago, Chile.- Voy a dejar a mi hijo al aeropuerto. Conversamos y yo insisto en tomar fotos para recordar durante los próximos meses. Se molesta, me dice que mejor vivamos el momento. Recién sale de la adolescencia y aunque usa todas las herramientas tecnológicas de que dispone, no ha perdido de vista lo importante y su razonamiento es certero. ¿Nos está tragando la tecnología?

Whatsapp, Facebook, Twitter, Instagram son instancias maravillosas de conectividad, pero poco a poco se vuelven una adicción, un escape hacia lo virtual que nos deja poco espacio para la vida real. Amo la tecnología, pero debo confesar que, las más de las veces, termino molesta con quienes prestan más atención a su iPhone que a la conversación presencial.

Por otra parte me preocupa qué sucede con los datos que acepto entregar cada vez que bajo una aplicación. ¿Has leído los términos antes de la descarga? La mayoría nos advierte que, al aceptar las condiciones de uso,  la empresa tendrá acceso a tu agenda, geolocalización, fotografías y etcétera, etcétera. Sucede lo mismo con los niños. No creo que alguno de ellos lea siguiera los términos de uso por curiosidad.

Muy fácil, dirá alguien, no descargues aplicaciones. Podría ser una opción, pero la conectividad se ha impuesto, no sólo en la vida laboral, sino también en el aspecto personal. Es raro encontrar a alguien que no use un teléfono inteligente por estos días y por lo mismo, todos estamos corriendo riesgos constantemente al comunicarnos.

Por lo general, vemos lo positivo de las cosas, hasta que el lado oscuro se impone. Entonces, para sacar mayor provecho de las maravillosas herramientas de que disponemos hoy, es necesario prevenir y eso implica explicarle a nuestros hijos (y tenerlo claro en forma personal) que, como se ha comentado en más de una oportunidad, nada es privado en la red. La ley no nos ampara en ese aspecto y tampoco lo hace cuando perdemos momentos importantes de nuestra vida y nuestras relaciones por priorizar esa conectividad permanente.

 

 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299