x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

El #raterodelacombi y la explosión en Líbano

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Sólo unos segundos de video sirven para mover a la opinión pública, como demuestra un video de una golpiza a un asaltante de transporte público en México

Sólo unos segundos de video sirven para mover con fuerza a la opinión pública.  Recientemente, un video de una golpiza a un asaltante de transporte público en México logró una explosión así.  El video corto, difundido en las redes sociales, muestra cómo un asalto frustrado a una combi de transporte urbano deja a un asaltante desarmado a merced de un grupo de hombres que le dan una golpiza y lo desnudan dejándolo solo en la calle.  Es un video que genera reacciones fuertes en ambos espectros de opinión.  Para muchos, la reacción fue de felicidad, una especie de final feliz, entre los muchos asaltos que se dan cotidianamente en el transporte público.  Para muchos otros, fue una experiencia salvaje inaceptable, aún tomando en cuenta que los asaltantes a menudo colocan en riesgo la vida de sus víctimas y que se han dado asesinatos en medio de los asaltos a pasajeros del transporte público.

Pareciera que esos segundos de video viral transportan a millones de personas a una experiencia de primera mano en la que muchos de ellos se colocan en primera persona.  Los espectadores se ven como si estuvieran viviendo los hechos del video y las reacciones tienden a ser muy fuertes y emotivas.  Muchos se vieron en esa combi a la que entraron los asaltantes como otro pasajero más, que, con seguridad, vive con miedo de ser asaltado en su largo recorrido a su trabajo.  Para muchos, el ver cómo se hacía justicia por mano propia les trajo un cierto sentido de redención; un poco de justicia en un medio ambiente lleno de impunidad.

No se habían borrado las imágenes de la golpiza al #raterodelacombi y ya estaban dando la vuelta al mundo las impresionantes imágenes de la explosión en Líbano. Es claro que lo que explotó en Líbano fue mucho más allá de un simple depósito de materiales químicos o de pólvora.  Lo que explotó allí parece más un arsenal con poder de destrucción masiva.  Casas y edificios en un radio a la redonda del lugar de la explosión fueron completamente destruidos.  Muchas personas perdieron la vida y cientos fueron lesionadas.  De nuevo, una buena parte de la historia fue contada por videos cortos que se viralizaron en las principales redes sociales y en las aplicaciones de mensajería instantánea.

En muchas de las imágenes provenientes de Líbano se ve cómo las personas están grabando videos del incendio que precedió a la gran explosión y a la onda expansiva.  Lo que sería una típica grabación en celular de un incendio, al llegar el momento de la explosión se ve cómo la onda expansiva viaja tan rápido que, en cuestión de segundos, también afecta a las personas que están grabando los videos.  Incluso, hay un video de una novia en el cual se está filmando sin saber nada del incendio que ya estaba aconteciendo.  Repentinamente, el video de la novia se ve interrumpido por la onda expansiva de la explosión del depósito en el puerto de Líbano.

Estos dos son ejemplos de los temas que se viralizan en redes sociales y cómo estos levantan ondas muy fuertes de opinión pública.  En muchos de los casos, pareciera que hay ya una tendencia que está latente a ciertos temas fuertes que mueven a la opinión pública.  En el pasado, aconteció eso con las marchas feministas.  Este fenómeno tenía cierta fuerza, principalmente con personas leales a la causa feminista.  Sin embargo, una serie de feminicidios de alto perfil hicieron que la causa se volviera un fenómeno masivo.  La marcha #NiUnaMás, #UnDiaSinMujeres cobró una fuerza enorme.  De una pequeña convocatoria, de un pequeño colectivo feminista llamado las brujas del Mar, se llegó a la mayor concentración feminista que haya visto México.

Los videos que están moviendo a la opinión pública, normalmente, son aquellos que consiguen impactar los sentimientos de las personas.  Los sentimientos les dan a dichos videos una fuerza enorme que hace que viralicen y se vuelvan tema de conversación.  Esta es una lección muy importante para todos los que hacemos marketing digital.  El llegar a mover los sentimientos de las personas con videos auténticos es una muy poderosa herramienta de marketing.  El video en sí puede ser el vehículo de uno o varios mensajes, pero si despierta sentimientos, es muy probable que el video sea viral.  Las mismas conversaciones alrededor de los videos, los memes y múltiples variaciones de un tema también pueden volverse virales por sí solas, abonando más al tema.  En el caso del #raterodelacombi hubo memes, críticas a favor y en contra del ladrón, canciones, una cumbia y todo tipo de noticias, algunas de ellas claramente falsas.

Quizá, hay muchos sentimientos y resentimientos en nuestra sociedad que están allí, debajo de la superficie.  Vienen videos simples que retratan esos resentimientos y la explosión que logran provocar es tan devastadora como la onda expansiva que destrozó un área importante de Líbano.  Para nosotros ,que estamos en marketing digital, es clave entender cómo podríamos causar un fenómeno parecido de manera positiva y lograr impactos expansivos sobre nuestras marcas y campañas.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados