Hermès es una de las marcas que lideran el mercado de lujo y en septiembre de 2018, el sitio Business of Fashion daba a conocer su carencia de un departamento de marketing; en cambio cuenta con un equipo de comunicación, que se encarga de la narrativa de la marca y la compra de medios, para ejecutar creativas campañas como la que hace algunos años retrató sus icónicas mascadas colgadas como banderas de oración en pleno Tíbet.

null

null

La estrategia de Hermès también se ha dividido en dos segmentos muy claros, uno con productos de alto costo, artesanales, restringidos y sumamente populares.

Un segundo segmento está conformado de productos a un costo accesible a los consumidores aspiracionales de la marca, con mascadas de seda que pueden ser compradas por tres mil pesos en El Palacio de Hierro de Polanco, nada mal para quien admira a la firma.

El interés de esta marca ante la ausencia de un chief marketing officer está en crear una narrativa creativa, que comunique sus dos tipos de productos con los consumidores, para asegurar algo: vender.

La apuesta por lograr resultados en ventas hace que en lugar de contar con un directivo de mercadotecnia se desarrollen nuevas posiciones estratégicas, es decir, concentradas en las diversas etapas de un product y en las necesidades especieicas de los consumidores.

En junio pasado, la destilería Beas Suntory decidió dejar vació su vacante de Chief Marketing Officer y crear una nueva oficina, la de presidenta de marcas con la experta en el área comercial, Jessica Spence.

Al final del día vemos lo que está ocurriendo con vacantes como la del community manager, que según una advertencia de IMF Business School desaparecerá, sin embargo, en lugar de desaparecer lo que pasará es que se especializará y lo hará en actividades altamente tecnológicas.

La atención al negocio es lo que está haciendo que las empresas dejen de estar tan interesadas en contar con un chief marketing officer y ahora se enfocan en actividades comerciales, de estategias de distribución, crecimiento (de ahí que las posiciones de chief growth officer sean ahora tan relevantes).

Hyatt Hotels y Coca-Cola han sido la mejor prueba de que hoy en día las marcas buscan consolidar mejores operaciones de sus ventas y comunicación, para lograr con ello mayor desempeño de sus marcas en los puntos de venta.