DE acuerdo con un reporte entregado por Bloomberg, El Palacio de Hierro emitió un mensaje dirigido a sus empleados para invitarlos a votar en contra de Andrés Manuel López Obrador, candidato a la presidencia por la coalición Juntos haremos historia.

A decir de la información de dicho medio, la empresa citó al personal de Perisur, ubicado en la Ciudad de México, en el comedor para una reunión obligatoria. “En los siguientes 40 minutos, el mensaje fue repetido una y otra vez: Voten por el candidato que tenga la mayor probabilidad de vencer a López Obrador”, detalló el medio al tiempo que dicha publicación indica que el mensaje fue claro y reiterativo:  “Voten por el candidato que tenga la mayor probabilidad de vencer a Andrés Manuel López Obrador; es la mejor oportunidad que tenemos de preservar el sistema económico que nos permite emplearlos” .

Según dicho reporte, que tiene como base diversos presuntos testimonios entregados por empleados de la tienda departamental, durante la reunión se transmitido un video de seis minutos creado por ConcienciaMx que invitaba a evitar el voto “por enojo” y tomar una decisión informada.

La publicación de Bloomberg detalla que El Palacio de Hierro indicó sedienta un comunicado que está involucrado en el movimiento independiente de ConcienciaMX para “formar un mejor país por medio del empoderamiento de los mexicanos. Existen varios esfuerzos para promover la participación ciudadana y el voto libre y secreto, lo cual es acorde a nuestra filosofía”.

Sin embargo, la compañía negó ejercer presión entre sus empleados para incidir en su voto. “El Palacio de Hierro es completamente respetuoso de las preferencias políticas individuales y refrenda su neutralidad política”, dijo la empresa al medio.

EL Palacio de Hierro es propiedad de Alberto Baillères, el segundo hombre más rico de México con una riqueza de casi 11 mil millones de dólares, quien ha sido calificado por AMLO como parte de la “mafia del poder”.

La medida parece ser parte de una tendencia que se hace cada vez más común en el mercado mexicano, misma que pone en releve la preocupación de la iniciativa privada por el probable triunfo de Obrador, aspirante que lleva gran ventaja en la mayoría de las encuestas.

Grupo Comercial Chedraui, el gigante minero Grupo México, el operador de cine Cinépolis de México, la aerolínea Grupo Aeroméxico, así como Grupo Herdez y Vasconia han comenzado a alentar a sus empleados de una forma u otra a pensar por quién votarán el próximo 1 de julio.

La protección de los intereses de negocio y la urgencia por mantener estabilidad para seguir generando empleo y riqueza se ha utilizado como bandera de estas posturas; no obstante, para otros, se trata de una estrategia de “guerra sucia” que utiliza la amenaza para restar votos a ciertos candidatos.

Sea cual sea la intención, lo cierto es que las marcas deberán de ser cautelosas de pisar este terreno si consideramos que los consumidores no consienten que sus empresas -ya sean vistas como empleadoras o como proveedoras de productos y servicios- se relacionen con la política.

Así es importante mencionar que un reciente estudio firmado por 4A asegura que aunque el 67 por ciento de los responsables de mercadotecnia creen que los valores cambiantes están haciendo que las marcas se interesen más por la responsabilidad corporativa y el marketing basado en valores, el 58 por ciento de los consumidores no están de acuerdo en que las marcas involucren sus estrategias de mercadotecnia con temas políticos. Sin embargo, las audiencias afirman que ven con buenos ojos a aquellas marcas que toman una postura positiva ante temas relacionados como la misma.