El Mijis, una marca personal y política a prueba de twitazos

La coyuntura política que ha permeado a lo largo y ancho del país desde la llegada de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México -y aún antes de su elección- ha cambiado el panorama del debate de las ideas y una de las maneras de verlo es a través de las redes sociales.

Unos a favor y otros en contra, Twitter y Facebook -entre otras redes sociales- se han convertido en la plaza pública en donde convergen las opiniones y los puntos de vista de analistas, políticos, periodistas, académicos, empresarios y de la gente en general, en donde unos apoyan las causas y acciones del nuevo gobierno y otros las reprueban. Al final, se trata de un reflejo de lo que pasa en las calles y en las verdaderas plazas públicas.

Pero en medio de los dimes y diretes con respecto a los temas de interés nacional – en donde el crecimiento económico es un tema protagónico, pero lo es más las condiciones de inseguridad- existen figuras que están adquiriendo una creciente relevancia y tal parece que la serenidad en el análisis de los temas coyunturales se va convertir poco a poco en una gran cualidad.

Esta serenidad y certeza la posee Pedro César Carrizales Becerra, diputado local de San Luis Potosí, México, por el partido Movimiento de Regeneración Nacional, Morena.

Con un origen complicado, que lo hizo pertenecer a pandillas y a las problemática que se viven en las calles con respecto a la violencia y la pobreza, El Mijis hoy se coloca como un personaje de la política con proyección nacional y gran parte de su fama radica en la mesura de sus comentarios y demostrar los que aparentemente es una verdadera capacidad de autocrítica.

Apoyador de las políticas y acciones de gobierno de López Obrador, El Mijis tampoco ha dudado en desmarcarse de él cuando no ha estado de acuerdo con sus decisiones ni las de sus correligionarios.

Por otra parte, ha sabido emitir opiniones mesuradas con respecto a temas coyunturales, como es el caso de la desaparición y posterior regreso de Karen Espíndola, mujer que causó la expectación de todo el país en horas recientes, cuando se especulaba un secuestro a manos de un taxista en calles de la Ciudad de México.

Cuando la mujer regresó a casa, muchas voces a través de las redes sociales, e incluso algunos espacios en radio, televisión y prensa escrita y digital, criticaron lo que pareció ser una falsa alarma. Pero en medio de la coyuntura, Carrizales no dudó en hablar de su deseo de que todas las historias de desaparaciones deberían tener finales como el que Karen logró tener.

La agenda del Mijis se ha enfocado, lejos de hacer politiquería, en tocar `puntos sensibles, tales como la reinserción social, la no discriminación y la inclusión, con lo cual parece abonar de una manera importante en su marca política y personal, probablemente con visos a un mejor futuro dentro de la política y los puestos de elección popular.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299