El marketing detrás del Medio Maratón de la CDMX

Crédito: @ManceraMiguelMX

Como cada año, se realizó en la Ciudad de México el Medio Maratón de 21 kilómetros, un evento deportivo abierto al público, donde 25 mil corredores de todas las categorías se dieron cita. Para las marcas representó la oportunidad de hacer street marketing y tener acercamiento con clientes potenciales.

En esta ocasión, los ganadores fueron, el mexicano Juan Luis Barrios y la keniana Risper Gesabwa. En su edición XXXV, su derrama económica fue superior a los 7 millones de dólares, mientras que los maratones de Nueva York o Chicago superan los 200 millones de dólares.

Entre las marcas que estuvieron detrás del Medio Maratón de la CDMX estuvieron: Telcel, Adidas, Banorte, Martí, Sport City, Comex, Palacio de Hierro, Subway, Gatorade, E pura, Manpower, Cabify, UVM, Oxxo, y algunos medios digitales e impresos.

Durante el evento deportivo, los corredores portan wearables que miden su tiempo y ritmo cardiaco. Fue el chip NFC (Near Field Communication), mientras que la playera estuvo diseñada bajo un CRM (Customer Relationship Managment), es decir, una base de datos con el historial consumidor, atleta, con el que más adelante marcas deportivas crearán estrategias personalizadas de negocios.

Además, las marcas mencionadas suelen instalar: banners, anuncios en led, carteles, música, e incluso performances que forman parte de su estrategia de street marketing, sin olvidar que las playeras de los corredores hacen algún tipo de alusión a algún patrocinador.

Asimismo, eventos como el Medio Maratón de la CDMX son de talla internacional y ayudan a proyectar la marca ciudad a nivel turístico en el mundo, tan solo cabe recordar que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Cultura (Unesco) y Grupo Excelencias galardonó a la capital con el premio “Excelencias Turísticas 2016” por el alcance en marca.

El Medio Maratón también fue tendencia en redes sociales, ya que según TweetReach, en pocas horas el hashtag #MedioMaratónCDMX tuvo 300 mil impresiones en Twitter, con más de 255 mil cuentas involucradas y con un 79 por ciento retweets.