McDonald’s puede presumir de tener uno de los logos más reconocidos a lo largo y ancho del planeta. Hasta 2016, el estudio “Logos Now: A study on logo memorability” elaborado por Siegel+Gale, encontró que si bien las respuestas sobre cuáles son los emblemas de marca más recodados e identificados por las audiencias es atomizado, lo cierto es los famosos “arcos dorados” ocupan un lugar privilegiado.

Dicha investigación refiere que Nike es el logo más recordado (16 por ciento) seguido de Apple (15.6 por ciento), lo que deja en tercer puesto a McDonald’s (11.1 por ciento), que supera a grande marcas como Coca- Cola (9.7 por ciento) o Google (2.9 por ciento).

Aún con estos números de trasfondo, este jueves, la marca decidió girar la distintiva “M” que forma su logo, iniciativa que no sólo es visible en sus canales digitales, sino también en uno de sus establecimientos ubicado en California.

En un comunicado de prensa, la directora de divertida de McDonald’s, Wendy Lewis, indicó que es “Por primera vez en nuestra historia cambiamos nuestros icónicos arcos”, con la única finalidad de conmemorar el Día Internacional de la Mujer transformando su logo en una W para hacer referencia a la palabra woman.

La apuesta es interesante si consideramos que cifras de Millward Brown, Kantar Worldpanel y Bloomberg estiman que el valor de marca de McDonald’s ha pasado de los 66 mil millones de dólares en 2010 a 97 mil 720 millones de dólares en 2017.

En días como hoy, la intención de las marcas por ser parte de una tendencia que se convierte en tema de conversación mundial es clara; no obstante, resaltó entre la cantidad información es un tema complejo.

La iniciativa de la cadena de comida rápida además de resultar vistosa juega con la curiosidad del consumidor, dos elementos que combinados pueden ser sinónimo de relevancia.