x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

El fraude de 557 mil pesos de Scotiabank: ¿Qué tan seguido ocurre y cómo defenderse?

Aunque pocos han perdido más de medio millón de pesos en una sola llamada, no es poco común que los mexicanos sean víctimas de fraude

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
e-commerce
  • Para 2013, en datos de Condusef, “solo” se habían recibido 2.5 millones de quejas por fraude tradicional, incluyendo por teléfono

  • Sin embargo, para 2018 esta cifra ya había crecido hasta llegar a 2.9 millones de procesos nuevos

  • Vale la pena resaltar que este número aún es más bajo que el máximo histórico de 3.5 millones que se alcanzó para 2016

Durante el fin de semana se hizo viral el caso de una usuaria de Scotiabank que perdió, casi en un abrir y cerrar de ojos, 557 mil pesos de su cuenta de ahorros. Con la excusa de una compra no reconocida en Amazon, un grupo de delincuentes se las arregló para sacarle los datos que necesitaban para hacerle fraude y extraer todo el dinero. El caso se volvió tendencia en redes en gran parte porque la institución bancaria se rehusó a devolver el dinero por un tecnicismo.

Lo que es interesante es que este tipo de incidentes no son nada nuevo. Ya desde 2018, en datos de Aristegui Noticias, la Comisión Nacional para la Protección y Defensa del Usuario de Servicios Financieros (Condusef) advierte del fraude telefónico. De hecho, en cifras de Infobae, para inicios del año se estaba reportando que la incidencia de estas actividades maliciosas se disparó en un 71 por ciento para 2019  en Estado de México. Esto, con respecto al año previo.

No se trata de un tema exclusivo de México. El fraude telefónico, en datos de Comparitech, es también un problema común en países más desarrollados, como Estados Unidos (EEUU). Para el 2018, más de una cuarta parte de todas las llamadas que se registraron entre los usuarios fueron catalogadas como intentos de robo, extorsión o similares. Ese mismo año, al público le costó alrededor de nueve mil millones de dólares (mdd) a través de diferentes esquemas.

El fraude tradicional, un fenómeno que está siendo desplazado

Cabe destacar que, gracias a las herramientas digitales, poco a poco es más raro que la gente sea víctima de un fraude a través de un canal tradicional. De acuerdo con Forbes, la incidencia de estos eventos en México se redujo en 15 por ciento en 2018, con respecto al año previo, en medios convencionales. Sin embargo, esto solo se debe a que los métodos cibernéticos se han vuelto cada vez más populares en el país, potencialmente más dañinos que una llamada.


Notas relacionadas


De acuerdo con Marketing4Ecommerce, casi seis de cada 10 casos de fraude en México son con métodos cibernéticos. Esto no significa que los casos telefónicos no sean un riesgo, como lo demuestra el caso de Scotiabank. De hecho, para 2018, según El Universal ya había más de 15 mil teléfonos identificados como fuentes comunes de este tipo de delitos. La mayor parte de estos números están radicados en el Estado de México, Nuevo León y la misma capital.

Lo preocupante es que, aún con la relevancia de los métodos de fraude cibernéticos, las modalidades por teléfono están robándose cada vez más dinero de los consumidores. En datos de Truecaller, citados por Statista, se puede ver una tendencia al alza en los daños que las estafas por teléfono cuestan a los usuarios. Para 2014, “solo” se perdieron nos ocho mil 600 mdd. Pero para finales del año pasado, esta cifra ya era superior a los 10 mil 500 mdd.

Cómo evitar ser víctima de estos incidentes

Debido a la peligrosidad e impacto del fraude telefónico, lo mejor es simplemente evitar ser una víctima de este tipo de incidentes maliciosos. Y para ello, hay varias estrategias que se pueden seguir. De acuerdo con la AARP, es crucial prestar atención a las señales de alarma. Por ejemplo, llamadas no solicitadas de agentes de gobierno, empresas de tecnología, bancos o productos y servicios. Aparte es mejor no responder llamadas de un número desconocido.

Según Cultura Colectiva, para el caso de México también es importante que la gente tenga una revisión periódica de sus cuentas para detectar transferencias o transacciones irregulares. También se debe recordar que los bancos e instituciones financieras no solicitan datos en un canal no-seguro, como la línea de teléfono. Y tal vez más importante, es crucial jamás realizar una operación sin antes confirmar con el banco directamente marcando a números oficiales.

Otros artículos exclusivos para suscriptores