Como ya se anticipaba la semana pasada, el Real Madrid hizo oficial la salida de Cristiano Ronaldo fue sus filas con lo que a partir de la siguiente temporada el delantero portugués se sumará a la Juventus de Turín.

La salida de Cristiano será una baja sensible para el club blanco, no sólo porque es su máximo goleador con 451 goles en 438 partidos, más de un tanto por encuentro (casi nadie en el mundo), o por que ha ganado 4 Champions League (viene de un tricampeonato), sino porque es su principal activo de marketing en cuanto a jugadores se refiere; publicidad, activaciones, actos publicitarios y de relaciones públicas y, sobre todo, la venta de millones de jersey.

Pero no sólo será el conjunto merengue el que sufra esta baja, muchas de marcas están perdiendo un activo de mercadotecnia interesante que surgía de la rivalidad entre Lionel Messi y el ahora delantero de la Juve, competencia que de la cancha pasó al terreno de marketing con interesantes ejecuciones.

La relevancia de los “duelos” entre ambas figuras del balompié, la expectativa generada alrededor de la misma así como la calidad futbolista de ambos representantes se lee desde diversas aristas. De acuerdo con el Observatorio de fútbol CIES, Leo Messi tiene un valor de 202 millones de euros, cifra 2.5 veces mayor a los 80.4 millones de euros que posee la marca de Cristiano Ronaldo.

En el terreno de la mercadotecnia, los ingresos por patrocinios para Cristiano, según Forbes, son de 28 millones de dólares por año para utilizar su imagen, hacer campañas de publicidad y capitalizar su gran impacto social.

Los patrocinios más importante con los que cuenta son Nike, Kentucky Fried Chicken,  Emirates, Samsung, Herbalife, Toyota, Poker Stars y Tag Heuer, sólo por mencionar algunos.

A esto se sima el impacto mediático que puede representar con millones de seguidores en redes sociales como Twitter y Facebook. Para poner esto en términos de negocio, se estima que el costo por cada tweet promocional publicado por este personaje es de 260 mil 490 euros.

Al igual que su homólogo, el delantero del FCB Barcelona suma una amplia lista de patrocinadores. De hecho, Euromericas Sport Marketing en su informe Gold Player 2016 , informaba que el argentino era el deportista de aquel año que más ingresos obtenía producto del apoyo de sponsors al sumar un total de 145 millones de dólares.

Dentro de su lista, en ese entonces, podían encontrarse algunas marcas como Herbalife, Huawei, Head & Shoulders, Collectabillia, Ooredoo, Tata Motors, Bimbo, Space Scooter, FIFA 15, Audemars Piguet, Dolce & Gabbana, Samsung, Pepsi, KFC y Gillette, mientras que al hablar de impacto mediático, el costo por cada tweet promocionado llegaba a los 150 mil euros.

Con estas cifras de fondo es fácil imaginar el sustancioso negocio que hay detrás de cada jugador, mismos que al sumar su potencial mediático daban como resultado una rivalidad hecha marketing que más de una marca supo aprovechar, pero que ahora llega a su fin tal y como lo indican los usuarios en redes sociales.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299