El factor sorpresa y su papel en marketing

factor sorpresa
Imagen: Bigstock

Al igual que en la literatura, el factor sorpresa en publicidad suele ser un muy buen recurso en las estrategias de marketing.

No es más que guardar hasta el último momento el lanzamiento de una noticia, un producto o una novedad de marcas o servicios.

El factor sorpresa impacta directamente en las emociones y en la percepción que los consumidores pueden llegar a tener de la marca.

Para el columnista  Abraham García de León “realmente el factor sorpresa es pues esa variable que no la tenemos considerada ni como dependiente, independiente o extraña (hablando en tono de rigor de controlar una conducta en el mercado por medio de una campaña de marketing) y que sin duda al no considerarla debemos aceptarla para poder entenderla, de lo contrario no podremos analizarla y por ende no tendremos la facultad para accionar o reaccionar”.

En la práctica encontramos un caso reciente: Bandersnatch. Netflix confirmó de un día para otro la fecha de estreno de Black Mirror: Bandersnatch, al menos así sorprendió a los seguidores de la mítica serie que desde 2011 ha causado un gran impacto en la cultura popular y en la mercadotecnia, como un ejemplo para los creativos.

La innovación llegó de la mano del marketing de sorpresa, pues más allá del simple anuncio, al día siguiente se lanzó la serie con una nueva modalidad en la plataforma de video on streaming.

La nueva modalidad marcó una pauta en la oferta, que en su búsqueda por mantener el liderato, realizó este movimiento que resultó magistral.

Antes, lo hizo Apple e incluso en lanzamientos de discos lo hemos visto con Coldplay, por ejemplo.

En todos estos casos, el papel del marketing de sorpresa ha sido impulsar a la estrategia de lanzamiento, probando que este tipo de experiencias funcionan y que el consumidor quiere que las marcas vayan más allá en cada nueva oferta.