Ante consumidores cada vez más escépticos a los formatos publicitarios tradicionales y ávidos de experiencias únicas, el storytelling es una de las estrategias más importantes para las marcas en la actualidad.

Desde OneSpot indican que 92 por ciento de consumidores busca a marcas que presenten una historia al momento de lanzar sus productos, ya que sienten mayor conexión con ellas.

La práctica de contar historias no sólo es funcional para impulsar los esfuerzos de branding; este tipo de acciones tienen impactos en las oportunidades de conversión que tiene una firma.

Datos de Statista indican que el 74 por ciento de los usuarios a nivel mundial considera que el tipo de contenidos más influyentes en sus decisiones de compra son aquellos que cuentan historias personales o de primera mano, lo que tiene sentido si se considera que -de acuerdo con Headstream- cuando una historia contada por una marca logra ser relevante para el target, el 55 por ciento de los consumidores considera comprar algún producto de la firma en el futuro, mientras que el 15 por ciento realiza la conversión de manera inmediata.

Si bien es cierto que lo anterior no es un secreto para ninguna marca, también es una realidad que  contar historias de manera efectiva es un arte que no todos los equipos estratégicos denominan razón, por la cual tener una guía para perfeccionar los esfuerzos en la mataría siempre resultará de gran ayuda.

Con esto en mente, compartimos una guía rápida de tres sencillos pasos desarrollada por MarketingProfs que las marcas deben tomar en encanta al momento de desarrollar acciones de storytelling:

Identifica

Los contenidos deben ajustarse a lo que realmente las audiencias meta son y buscan. Las posibilidades no sólo se limitan al tipo de empresa que firmara cada material; las posibilidades son tan extensas como la cantidad de clientes que forman ña base de datos de las compañías.

Pensemos en una agencia de viajes. No será el mismo contenido el que demande una jubilado a un joven universitario.

Entrega

El modo en el que prestamos atención a los mensajes varía según el escenario en el que estos se presentan. De tal suerte, pensar antes de crear el contenido las plataformas, canales y medios por los que se entregará la información garantiza mayores oportunidades de éxito. El mensaje debe fluir en función de las necesidades de cada espacio de distribución.

Fondo

De nada servirá entregar un contenido con altos estándares de producción que es entregado mediante los canales más innovadores si este no representa un elemento útil para el receptor. La marca puede ser parte de la historia, pero cada narración debe ayudar a las audiencias a solucionar un problema o una necesidad. Nadie debe sentir que el contenido que la marca crea para ellos no sirve para nada.