Mucho se habla del impulso que ha tenido el eCommerce en México y en todo el mundo a raíz del impacto que ha tenido el coronavirus COVID-19 en los hábitos del consumidor, pero en realidad esto sólo vino a acelerar o enfatizar algo que ya estaba sucediendo y, por consiguiente, la marca que se quede fuera de línea, perderá relevancia ante el consumidor.

Esto aplica mucho más para las micro, pequeñas y medianas empresas. En el país, por ejemplo, de acuerdo con datos oficiales, el sector de las Pymes, no sólo representa el 99.8 por ciento de las unidades económicas activas, además son las encargadas de generar el 78 por ciento de los empleos y casi la mitad del Producto Interno Bruto (PIB).

Ante el contexto en el que vivimos, este sector es uno de los que más ha resentido el impacto económico del COVID-19, pero también es uno que tiene una oportunidad muy grande. Ejemplo de ello es lo que reveló un reciente estudio de la Asociación Mexicana de Venta Online (AMVO) sobre el comportamiento del comercio electrónico en Mexico.

De acuerdo con el reporte ‘Impacto COVID-19 en Venta Online México’, las visitas a los sitios en línea para hacer el supermercado se incrementaron radicalmente, asta registrar un incremento del 190 por ciento durante la última semana de marzo.

Esto abre una oportunidad para todo tipo de tiendas, no sólo para los de productos de primera necesidad o tiendas de autoservicios. Así lo considera Carlos Gómez, director de Mercadeo para Lino Mexico, quien expone que también se han visto importantes incrementos en otras categorías.

Durante el mes de marzo y lo que llevamos de abril, hemos visto un incremento en sesiones comparado con el año pasado, y sobre todo, el cambio principal ha sido en los hábitos de consumo y de búsqueda. Ejemplo de ello es que las principales categorías se han colocado algunas que regularmente no tenían tanta relevancia, como es el caso de deportes, que ha tenido un repunte importante tanto en búsquedas como en compras, tecnología de consumo como laptops, y equipos de trabajo en casa, como escritorios, sillas, etcétera”.

Un ajuste que será permanente

El incremento se ha dado por el contexto de salud y económico que enfrenta tanto México como el resto del mundo. Y, si bien es cierto que esto no va a ser permanente, sin duda queda claro que de alguna manera el consumidor en el país adoptará con mayor medida el consumo a través de plataformas digitales.

Al respecto, diversos analistas y expertos del sector, señalan que el ecommerce está tomando un papel fundamental en la economía. Ejemplo de ello es que previo a la pandemia, en elpaís esta modalidad registraba un crecimiento anual sostenido del 35 por ciento, frente a un promedio global de 20.7 por ciento. Lo que demuestra que existe un área de oportunidad para las pequeñas y medianas empresas de deben aprovechar.

Al respecto, recientemente David Geisen, director general de Mercado Libre México, dijo que “las Pymes son la columna vertebral de la economía de México. Sabemos que estamos atravesando momentos complejos y es por esta razón que este programa busca brindar a las micro, pequeñas y medianas empresas mexicanas, las herramientas y conocimientos necesarios para diversificar sus canales de venta y mantenerse activas en esta época de contingencia”.

En ese sentido, deben aprovechar que el comercio electrónico demanda menos recursos tanto económicos como humanos para poder impuslar sus negocios y cadenas de valor. Tienen oportunidad de aprovechar los market places que ofrecen diversas plataformas con acuerdos accesibles, las diversas iniciativas que compañías como Mercado Libre, Amazon, o Linnio, entre otras están activando a raíz del contexto y a que hoy el consumidor es receptivo a modalidades como el Mobile y Social Commerce.

Al respecto, es importante lo que afirma Carlos Gómez: “Todo está por verse, la realidad es que nadie en los próximos meses tiene una visión clara sobre cómo va a seguir evolucionando el mercado. Sin embargo, considero que esta situación está dando pie a que muchos consumidores, compradores que no habían tenido la necesidad de realizar una compra online, hayan roto, quizás esa barrera de compra. (…) Esto ya es un camino que se veía desde hace tiempo esta transformación, el país es uno de los que registran mejores tasas de crecimiento en comercio electrónico, entonces creo que el contexto ha acelerado un poco más este proceso natural que ya se estaba dando“.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299