Hay nuevos procesos que hoy en día impactan en el resultado de las estrategias de marketing y solo requieren de identificación del problema/necesidad y una apuesta clara de los encargados en operarlas, para corregir las fallas y optimizar.

Con el impacto tecnológico, los mercadólogos están haciendo uso cada vez más de recursos como el machine learning, la big data y las redes sociales, para tener mayor control medible en las estrategias que implementan y saciar el objetivo de que se está impactando, sin embargo, se tiene que replantear esta perspectiva.

El papel que juega la creatividad en la actualidad ayuda en mucho a saber identificar en qué procesos es necesario optimizar el trabajo que se lleva a cabo.

Cifras de HfS Research y KPMG estiman que los principales beneficios en las organizaciones que implementan acciones de automatización son una mejor calidad de las operaciones y mayor agilidad en las tareas que implementan los empleados.

Marcas optimizando estrategias
New Balance implementó un algoritmo para lanzar una campaña publicitaria que fuera efectiva y comprobar con ello cómo se optimiza una estrategia de comunicación.

El algoritmo lo adquirió a la división Nielsen Consumer Neuroscience y ayudó a la marca de calzado deportivo a editar una campaña de 30 segundos y convertirla en una pieza de 15 segundos, que tenía la garantía de ser sumamente efectiva para comunicarse con los corredores de la maratón de Nueva York, de la que era patrocinadora.

Las tareas que desempeñaron con base en el algoritmo, llevó a la marca a analizar las ondas cerebrales de los consumidores, para descubrir qué tramos del video eran más valiosos, cortarlos y editarlos en una pieza que fuera efectiva en el engagement generado al ser publicada la campaña.

El camino más sencillo para optimizar
Ser relevante es una de las prioridades que buscan los mercadólogos cuando optimizan sus estrategias y si bien digital es el camino más sencillo para hacer más eficientes las estrategias, el reto está en saber con qué tareas digitales y tecnológicas se deben de hacer la apuesta.

A New Balance le sirvió un algoritmo que inmiscuyó a la marca dentro del campo neurocientífico, para hacer más relevante su comunicación, porque sabía que debía acortar su campaña y ofrecer una historia que aumentara el engagement de la marca. Esta es la medida desde la cual un mercadólogo puede partir con su estrategia de optimización.