E-commerce ¿en realidad no tiene fronteras?

Fronteras, la nueva campaña de Aeroméxico.Imagen: YouTube.

[g1_row]

[g1_1of1]

La comercialización de productos a través de plataformas online será una de las tendencias que, de acuerdo con diversos pronósticos, alcanzará interesantes niveles de sofisticación y alcance importante en los siguientes años gracias al creciente número de dispositivos capaces de conectarse a la red.

Los puntos de contacto que una marca tiene a su disposición para mantenerse cerca de sus nichos de mercado de interés mantienen un ritmo de crecimiento rápido y constante, el cual encuentra grandes oportunidades con la consolidación del fenómeno internet of things, el cual podría encontrar su punto máximo en el futuro inmediato.

De hecho, estimaciones de Statista indican que el mercado global relacionado al internet de las cosas crecerá de 743.1 mil millones de dólares proyectados para el cierre de este año a 1,710.4 mil millones de dólares durante 2020. Esto tiene sentido si se considera que en los siguientes cuatro años se espera una rápida adopción de todo tipo de dispositivos capaces de conectarse a la red, lo cual al calcularse en ventas y expresado en dólares se materializará en un salto de 416 mil millones a 1, 534 mil millones a nivel mundial.

Con esto en mente, es posible afirmar que ante la diversificación y aumento de los puntos de contacto con el consumidor, el comercio electrónico tendrá ante sí un mayor panorama prometedor que acompañado de los avances en la sofisticación de los sistemas de pago permitirá al shopper adquirir productos de cualquier categoría en todo lugar y momento.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_2of3]

Alfonso Bribiesca, fundador de Vexilo, refiere que es posible identificar “un aumento la venta de bienes y servicios de uso cotidiano en línea. Las personas están optando por comprar en línea cosas que antes no lo hubieran hecho (súper, ropa, servicios de plomería, limpieza etc.)”.

Bajo esta línea, no resulta extraño que durante 2020 se espera que el número de usuarios registrados en servicios de e-commerce a nivel mundial supere los dos mil millones de personas, con lo que entre 2014 y 2017 los ingresos generados por plataformas de comercio en linea crecerán de 901,344 millones a 1,328,863 millones de dólares. Las cifras son aún más ilustrativas cuando se especifica que según cifras de Goldman Sachs el gasto promedio de los compradores en plataformas de mobile commerce a nivel mundial crecerá de 435 dólares en 2015 a 574 dólares durante 2018, lo que supone -según los hallazgos de Bizrate Insights- que las transacciones de m-commerce aumentarán 65 por ciento este año.

Para Bernardo Cordero, country manager de Linio, una de las tendencias “que está determinando al e-commerce es la de los dispositivos móviles, ya que está cambiando la forma en la que las tiendas estamos interactuando con los consumidores. Los dispositivos nos permiten acercarnos a nuestros clientes en cualquier lugar donde se encuentren y de una forma que no nos permitía las computadoras tradicionales”.

Entender la comercialización en línea bajo esta óptica nos remonta a una de las principales premisas que desde su nacimiento doto de múltiples ventajas al comercio electrónico: la desfronterización de las relaciones comerciales entre marcas y consumidores.

[/g1_2of3]

[g1_1of3]

PROYECCIÓN DE VENTA DE PRODUCTOS A TRAVÉS DE E-COMMERCE

Porcentaje de ingresos por categoría

[g1_progress_circle value=”29%” size=”m” style=”simple” text_color=”#000000″ caption_color=”#969696″ bar_color=”#dd3333″]

Electrónicos y tecnología

[/g1_progress_circle]

[g1_progress_circle value=”17%” size=”m” style=”simple” text_color=”#000000″ caption_color=”#969696″ bar_color=”#dd3333″]

Ropa y Calzado

[/g1_progress_circle]

[g1_progress_circle value=”12%” size=”m” style=”simple” text_color=”#000000″ caption_color=”#969696″ bar_color=”#dd3333″]

Alimentación, cosméticos y farmacéuticos

[/g1_progress_circle]

[/g1_1of3]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Por definición, internet es un entorno globalizado, en el que sólo basta tener un dispositivo así como una buena velocidad de conexión para que el consumidor acceda a contenidos, plataformas y ofertas comerciales procedentes de mercados ubicados a millones de kilómetros de su ubicación.

Como apunta Sebastián Moglia, country manager de Donde lo compro México, “las nuevas plataformas tecnológicas están cambiando no la esencia, pero si la forma en la que la gente está comprando. La gente ya ni siquiera va al sitio web de cada retailer, sino que entra a una aplicación en donde tiene todos los catálogos y ofertas de los minoristas y en cuestión de segundos toma su decisión”.

De esta manera llegó el boom de lo que mucha llamaron el comercio transfronterizo que para los shoppers abrió un abanico importante de opciones, mientras que para las empresas significó el acceso casi directo e inmediato a mercados internacionales.

Sin embargo, la ruptura de fronteras que a primera vista trajo consigo el comercio electrónico, en la actualidad podría sólo quedar reducido a una idea. El cuestionamiento al principio es parte de las conclusiones de un reciente estudio publicado por Phys.org elaborado por los profesores Gianvito Lanzolla y Hans Frankort, el cual luego de investigar los comportamientos de consumo en un marketplace concluyó que la localización física de las empresas u organizaciones que respaldan una tienda en línea es fundamental dentro del proceso de compra online. En otras palabras en las decisiones de compra del shopper online la ubicación cuenta y mucho al elegir qué comprar y desde donde hacerlo.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_2of3]

entrega_maximos_aceptados_-01_1024

[/g1_2of3]

[g1_1of3]

De la misma manera que sucede en el terreno offline, el consumidor espera recibir la solución a sus problemas de la forma más práctica, rápida y cercana posible. Las brechas que existen en las logísticas de envíos es para muchas personas una de las principales razones por las que prefieren comprar en sitios web locales antes que plataformas de e-commerce extranjeras. La poca certeza que hasta ahora se tiene en procesos como monitorear la orden, garantizar que el pedido es el correcto y que este llegará en el momento adecuado, supone una molestia para el consumidor a la que parece dar solución a través de su preferencia a proveedores cercanos.

Al respecto, estimaciones publicadas por Statista indican que el 61 por ciento de las compras realizadas por los consumidores mexicanos a finales del año pasado, se realizaron a través de sitios web de retailers nacionales, lo que superó a aquellas plataformas con base en Estados Unidos (26 por ciento) así como las procedentes de otras partes del mundo (13 por ciento).

[/g1_1of3]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Frente a este panorama, “la oportunidad está en poder ingresar a las PYMES al mercado digital, para que puedan ofrecer sus productos y servicios a través de Internet, comercializar B2B o B2C gracias al e-commerce, mejorar su rentabilidad y aumentar su productividad”, Juan Ricardo Rubí Alvarez, COO de Grupo VirKet.

En este sebntido, es pertinente mencionar que en México, por ejemplo, el 50 por ciento de las pequeñas empresas utilizan plataformas en línea para comercializar sus productos o servicios, cifra que para las empresas medianas se ubica en 26 por ciento y para las grandes en 24 por ciento, de acuerdo con estimaciones de PayPal.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

El 30 por ciento de los compradores no finaliza una compra en línea porque la plataforma no garantizó una fecha de entrega concreta.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Aunque en número las unidades de negocio superar a las grandes compañías en cuanto al comercio electrónico, es cierto que son las firmas de mayor tamaño las que se quedan con la mayor parte del ticket, lo que concluye que para las pequeñas empresas no basta con subirse a la tendencia sino que el gran reto está aprender a utilizar estos canales y perfeccionar los procedimientos tanto online como offline que giran en torno la venta en línea.

Mejorar los procesos y tiempos de entrega una vez más resulta fundamental. Un reciente estudio elaborado por MetaPack detalla el 66 por ciento de los shoppers define su preferencia a una tienda online con base en los atractivo de sus opciones de entrega, mientras que el 49 por ciento de los mismos pagaría más por obtener mejores soluciones de entrega en cuanto a rapidez y comodidad. De hecho, los números indican que el 44 por ciento de los shoppers no finaliza una compra en línea a consecuencia de los largos tiempos de entrega del producto.

El efecto que esta tendencia de consumo tiene en las estrategias y acciones de comercialización online es replantear cada esfuerzo desde un pensamiento hipersegmentado y local en función de las motivadores para cada grupo de shoppers. Contenido que apele a los rasgos auténticos de cada localidad así como soluciones que den prioridad a la proximidad serán grandes aliados.

[/g1_1of1]

[/g1_row]