Dopaje, el mal silencioso que acaba con la marca personal de los deportistas

Cerca del 60 por ciento de los países que tienen atletas de alto rendimiento han estado involucrados en problemas según el reporte Anti-Doping Rule Violations 2015 de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA por sus siglas en inglés).

El reporte, publicado el 3 de abril, documenta los casos que se presentaron en 2015 y uno de los alarmantes resultados dentro del deporte profesional es sobre el crecimiento el número de violaciones al Código Mundial Antidopaje.

Los casos registrados de 2014 a 2015 pasaron de mil 693 a mil 929 casos, lo que representa un 13 por ciento; sin embargo, pese a que resulta una cifra relativamente menor, el número de países involucrados pasó de 109 a 122. De acuerdo con la Asociación de Comités Olímpicos Nacionales hay cerca de 205 países están afiliados.

El número de disciplinas pasó de 83 a 85 en las incidencias de casos de dopej, de acuerdo con el informe, cada día hay cinco personas (atletas y/o entrenadores) que violan el Código Mundial Antidopaje en el planeta.

Entre las disciplinas con más violaciones al código se encuentran el CrossFit, Fitness, Bodybuilding, la WADA cataloga las tres actividades en el sector de Bodybuilding, que en conjunto registró 270 casos donde los deportistas y/o entrenadores dieron positivo o violaron algún artículo del Código Mundial. Le siguieron el Atletismo con 242 casos, el levantamiento de pesas con 239 y el ciclismo con 200.

Los cinco países que lideran el ranking con más violaciones del Código Mundial Antidopaje son Rusia (176), Italia (129), India (117), Francia (84) y Bélgica (67); México registró 21 violaciones al reglamento de sustancias prohibidas.

Recordemos que estos datos fueron recabados antes de los Juegos Olímpicos de 2016 y se destapara una serie de actos de corrupción por parte de la delegación rusa en lo que fue llamado un “dopaje de Estado” e impidió que sus atletas acudieran a Río de Janeiro.

De acuerdo con informes de la Interpol, el dopaje mueve 19 mil millones de dólares anuales y la cifra crece a ritmo de 20 por ciento anual. Lo que ocupa la Agencia Mundial para su lucha, es 640 veces menos de lo que representa el negocio ilegal, ya que apenas tienen un presupuesto de  29.7 millones de dólares .

El consumir sustancias prohibidas durante la realización de un deporte tiene graves consecuencias, no sólo para el deportista, ya que repercute en su carrera profesional, pero también hay que considerar su marca personal.

Lance Armstrong era considerado el mejor ciclista de la historia, su palmarés estaba integrado por las siete victorias en el Tour de Francia, algo que nadie más había logrado. El 17 de enero de 2013, el exciclista admitió haber usado EPO, testosterona y transfusiones de sangre. Sus títulos le fueron retirados y marcas como Nike, Trek, Anheuser-Busch y Honey Stinger, le retiraron el patrocinio, sumando pérdidas por 169 millones 800 mil dólares, de acuerdo con cálculos de la Revista Forbes.

El beisbolista Alex Rodríguez fue encontrado culpable en agosto de 2013 de estar involucrado en el caso de la clínica Biogénesis, que suministraba sustancias a varios deportistas. Alex fue señalado como el protagonista de la red. Las autoridades de la Liga Profesional de Beisbol (MLB por sus siglas en inglés) decidieron suspenderlo 162 partidos y regresó a los campos en 2015, para finalmente retirarse en 2016.

El atleta estadounidense registró pérdidas económicas y de patrocinios cercanas a los 43 millones 500 mil dólares.