Twitter es una de las redes sociales más utilizadas alrededor del mundo. Aún cuando la plataforma ha visto un crecimiento lento en su base de usuarios, se trata de una de los sitios web con mayor influencia. Para muestra basta con ver reconocer el papel que dicho espacio social tiene en la administración de Donald Trump.

Gracias a esto, Twitter cerró el 2017 con ingresos por 2 mil 443 millones de dólares y un total de 400 millones de usuarios.

No obstante, de la misma manera se sucede con otras plataformas similares, una de las preocupaciones de la red social está en garantizar la transparencia y fiabilidad de su servicio, con lo que recientemente anunció la suspensión de 70 millones de cuentas como parte de una campaña contra la actividad maliciosa en su plataforma.

El hecho se convirtió para el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una oportunidad para volver a amagar contra aquellos medios que considerar enemigos.

De esta manera, Trump aprovechó la oportunidad para manifestar que desea que Twitter elimine las cuentas de The New York Times y The Washington Post. De manera textual el líder expresó: “Twitter se está deshaciendo de las cuentas falsas a un ritmo récord. ¿Incluirá al New York Times En Quiebra y a la máquina de propaganda de Amazon, el Washington Post, que constantemente cita fuentes anónimas, que en mi opinión, no existen – Los dos estarán cerrados en 7 años!”.

El mensaje se publicó luego de que The Washington Post publicará la nota sobre la depuración realizada por la red social.

Ante esto, el subdirector del Times, Clifford Levy, fue el que respondió a los ataques de Trump, con un señalamiento que indica que las suscripciones de The Washington Post han aumentado desde que el ex empresario llegó a la Casa Blanca.

Este es un caso más que demuestra la nueva función de Twitter y que es muy probable que comencemos a ver el mismo fenómeno con la nueva administración en México.

La red social ha dejado de ser un simple espacio de interacción social para tomar un rol como importante recurso de gestión política.