“Me honraría reunirme con él”: ¿Quién lo dijo? No te imaginas

La paz del mundo parece estar por estos días sostenida con alfileres. Es que por un lado, Corea del Norte no deja de probar misiles transoceánicos a modo de advertencia y, por otro, Estados Unidos, Rusia, Japón y Corea del Sur acercan sus naves (portaviones y submarinos) a la zona de potencial conflicto bélico.

En medio de todo esto, en una entrevista con Bloomberg por los 100 días de gobierno, Donald Trump hizo declaraciones que parecen más una estrategia de marketing político que un deseo sincero.

En la nota, Trump aseguró que no tendría problemas en reunirse con el líder norcoreano, Kim Jong-un, si se dieran las circunstancias adecuadas, publicó El País. “Si fuera apropiado verle, desde luego que lo haría, me honraría hacerlo”, dijo el presidente estadounidense.

La noticia recorrió los medios del mundo este lunes 1º de mayo, cuando en la mayoría del planeta se celebraba el Día de los Trabajadores.

Es que no es habitual que un presidente de los Estados Unidos se muestre conciliador y dialoguista frente a un país que, supuestamente, casi que lo está obligando a ir a la guerra con sus acciones provocadoras. Muchos analistas entienden que hay una estrategia detrás de todo esto, mostrar intento de diálogo frente al carácter violento de su potencial rival. Dicen que Trump, si bien es impulsivo y suele no medir las consecuencias de sus palabras, esto no se dice desde el sillón presidencial de la mayor potencia mundial si no hay una intención calculada detrás.

Trump no dio detalles del contexto o contenido que harían conveniente dicho encuentro, pero el clima actual no invita a pensar que dicha reunión tiene posibilidades de producirse a corto plazo, analiza el medio español.

En este escenario, y cuando la información fue mutando en los portales de noticias a “posible encuentro entre Trump y Jong-un”, el vocero de la Casa Blanca, Sean Spicer, dio una conferencia y dijo que el encuentro no está programado por ahora, al tiempo que añadió que Kim debería mostrar señales de “buena fe”, sin precisar cuáles son, dijo Clarín.