Share, , Google Plus, Pinterest,

Este artículo tiene 21980 vistas

Print

Posted in:

Digital Copy: ¿Engaño al consumidor?

Por León Felipe Sánchez Ambía
Correo: [email protected]
Twitter: lion05

En días pasados les platicaba sobre la iniciativa para reformar la fracción IV del artículo 148 de la Ley Federal del Derecho de Autor y adicionar el artículo 424 quáter al Código Penal Federal. La industria tiene razón en querer proteger sus derechos pero ¿qué pasa cuando se trata de nuestros derechos como consumidores? ¿La industria cinematográfica se preocupa por sus clientes? ¿Cumple lo que promete? Analicemos el caso del Digital Copy que viene en algunos DVDs y Blu-rays bajo la óptica de la Ley Federal de Protección al Consumidor.
La copia digital o Digital Copy es una solución ofrecida por la industria cinematográfica ante las crecientes quejas en torno a la incongruencia que supone el pagar por un contenido y no poder utilizarlo en diferentes dispositivos del propio consumidor. De esta forma, algunos discos contienen esta característica que promete activar una copia que puede ser utilizada en nuestra computadora, iPod, iPad, iPhone etc., de manera legal y sin tener que pagar una cantidad adicional.

Hasta aquí todo suena maravilloso, sin tomar en cuenta que por ley no necesitaríamos que nos dieran permiso o se congraciaran con nosotros “regalándonos” la copia digital, pero ¿qué sucede cuando queremos poner en práctica la activación y transferencia de la copia digital?

En la práctica no es tan sencillo ni transparente como lo promete la industria cinematográfica. Tomemos como ejemplo la copia digital de la película The Hangover de Warner Brothers en formato Blu-ray.
Al abrir la caja se encuentra uno con una hoja que contiene los pasos para poder activar y transferir a nuestra computadora la copia digital incluida en nuestra compra así como un código que es nuestra llave al paraíso digital legal.

Como primer paso, debe uno insertar el disco en la computadora. Dependiendo del sistema operativo se activarán, o no, ciertas funciones automatizadas. En mi caso, como usuario de Mac no se activó nada, así que abrí el finder para ver el contenido del disco. En él, encontré una imagen de disco que al montarse (ejecutarse para ver el contenido) tiene un ícono de iTunes que indica que debes dar doble click para comenzar con el proceso de activación y transferencia de la copia digital. Algo así:

Al hacer doble click, se ejecuta iTunes y cual fue la sorpresa que me desplegó el siguiente mensaje:

Como dato importante para este ejercicio, la versión de iTunes que tengo instalada en mi computadora es la 10.0.1 (22), por lo que claramente es una versión posterior a la que se requiere como mínimo para poder activar y transferir la copia digital.
Luego de acudir a la página de ayuda y no encontrar respuestas a este error en específico, decidí seleccionar directamente en iTunes el disco de la película de entre los dispositivos que aparecen en la barra lateral del programa. ¡Magia! apareció la siguiente pantalla:

A continuación introduje el código que venía con el disco y este fue el resultado:

En resumen, si tu cuenta de iTunes es mexicana, no puedes hacer efectivo el código para activar la copia digital que contiene el Blu-ray que compraste de forma legal en un establecimiento serio, que paga impuestos y que no es parte del crimen organizado que se fondea con la venta de películas pirata en nuestro país.
Esto es, a la luz de la Ley Federal de Protección al Consumidor, un engaño para el consumidor y un incumplimiento por parte del proveedor que podría tener como consecuencia una sanción de hasta $1,220,141.12 por violar lo dispuesto por el artículo 42 de dicho ordenamiento que a la letra dice:

ARTÍCULO 42.- El proveedor está obligado a entregar el bien o suministrar el servicio de acuerdo con los términos y condiciones ofrecidos o implícitos en la publicidad o información desplegados, salvo convenio en contrario o consentimiento escrito del consumidor.

Ahora bien, me pregunto ¿con qué autoridad moral piden que se reforme una ley para proteger sus derechos cuando ellos no respetan los de sus consumidores?
Son las Leyes de Mercado
Asesórese con su abogado.

Otras columnas de este autor

Share, , Google Plus, Pinterest,