Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Día del Niño: dificultades de acceso a educación por pobreza y abandono

El Día del Niño es un recordatorio para reflexionar sobre las dificultades que enfrenta la infancia en situación de abandono para acceder a la educación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
  • En México, 29 mil niños, niñas y adolescentes (NNA) se encuentran en orfanatos o albergues.

  • Con la pandemia, su situación educativa se agravó y 5 millones de NNA podrían perder el cuidado de su familia por situaciones de pobreza.

  • Con conocimiento de su vulnerabilidad, el gobierno dedica el 21 por ciento del presupuesto a protección social de la primera infancia.

En México, el 51 por ciento de los niños, niñas y adolescentes (NNA) viven en situación de pobreza y de ellos, 4 millones viven en pobreza extrema y se estima que 29 mil NNA viven en orfanatos o albergues y cerca de 5 millones de niños mexicanos podría perder el cuidado de sus familias a causa de pobreza, adicciones, violencia intrafamiliar y procesos judiciales. Con la pandemia, la situación se agravó, muchos NNA experimentaron abandono, rezago y algunos se olvidaron la oportunidad de acceder a la educación básica aunque sea un derecho garantizado por la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.  El Día del Niño en México es un recordatorio para conocer los derechos de la infancia y concientizar a las personas sobre las dificultades que enfrentan en su desarrollo, y más, aquellos que no tienen familia y se encuentran bajo protección del Estado.

Toda persona tiene derecho a la educación (…) La educación inicial es un derecho de la niñez y será responsabilidad del Estado concientizar sobre su importancia”, dice el Artículo 3º constitucional.

No obstante, a nivel mundial y nacional, los niños son el sector más vulnerable de la sociedad que más sufre crisis y problemas del mundo

Asistencia a educación relacionada con el nivel educativo de los padres, un recordatorio en Día del Niño

La educación es un activo estratégico fundamental para el crecimiento social y económico para el crecimiento de las naciones. De acuerdo con datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el 83 por ciento de las personas con título universitario tienen un empleo, a diferencia del 55 por ciento que solo alcanzaron el es nivel de educación secundaria.

En México, según el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria, A.C., la educación primaria tiene una cobertura superior al 100 por ciento y en secundaria de 96 por ciento. A nivel nacional en 2021 hubo un 67 por ciento de cobertura a nivel preescolar, 82.5 por ciento a nivel media superior y 35.5 por ciento a nivel superior.

La asistencia a la educación, por tanto, no depende de la cobertura, sino del gasto de las necesidades materiales y financieras que va en aumento conforme avanzan los grados escolares. Para preescolar se requieren alrededor de 36 mil 793 pesos, inicial 125,993.7 pesos, media superior 25 mil 654.9 pesos y para superior 252.313.1 pesos.

 

Pero, ¿qué tantas personas pueden mantener los gastos en materiales y financieros en México? Datos de la Encuesta Intercensal de 2015 indican que niños y niñas desde los 45 días de vida hasta los cinco años de edad asisten a los centros educativos: 62.7 por ciento de la población rural y 63.9 por ciento de la urbana.

Según el análisis del “Marco Curricular y Plan de Estudios de 2022 de la Educación Básica”, la educación preescolar “está directamente relacionada con el nivel educativo de la madre y las condiciones económicas y sociales de cada familia”: en 2015, el 82.1 por ciento de niñas y niños asistieron a la educación con madres con niveles de educación superior y el 50.7 por ciento asistió con madres sin ningún nivel de educación completo, lo que representa una brecha del 31.4 por ciento.

 

Día del Niño: presupuesto federal prioriza “protección social”: orfanatos y albergues antes que educación

En México, los más de 29 mil NNA que viven en orfanatos o albergues quedan bajo la protección del Estado.

“El Artículo 25 de la Ley para la Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes en México, cuando una niña, niño o adolescente se ven privados de su familia, tendrán derecho a recibir protección del Estado, quien se encargará de procurarles una familia sustituta y mientras se encuentren bajo la tutela de esta se les brindará los cuidados especiales que requieran”,dice la Organización Aldeas Infantiles SOS.

En el ejercicio de su obligación, de acuerdo con información contenida en los Anexos Transversales para la Atención de Niñas, Niños y Adolescentes de los presupuestos de egresos del 2020 y 2021, incremento el monto de los recursos. En 2020 estaba en 764 mil 552 millones y para 2020 alcanzó 791 mil 684 millones, es decir, una aumento de 27 mil 131 millones.

De los montos destinados en 2021, primera infancia (0-5 años) abarcó el 11.5 por ciento, la niñez (6 a 12 años) 67.4 por ciento.

Una buena señal para todos aquellos NNA es el destino de los recursos presupuestales que son divididos de acuerdo a los propósitos u objetivos socioeconómicos que persiguen los entes públicos. En ese sentido, el desarrollo social abarcó el 99.9 por ciento en 2021 –al igual que en 2020– con 89 mil 989 millones de pesos; el desarrollo económico siguió con 0.1 por ciento y el gobierno con 0.1 por ciento.

El desarrollo social se divide en salud, protección social, educación y recreación y cultura. Cabe aclarar que la salud concentra el 65 por ciento de los recursos; en segundo lugar la protección social con el 21 por ciento de los recursos.

Fuente: Pacto por la primera infancia. Empieza por lo primero


“La razón de la ampliación estriba básicamente en los aumentos a los programas orientados al cuidado infantil: “Servicios de Estancias de Bienestar y Desarrollo Infantil” a cargo del ISSSTE, “Servicios de guardería” del IMSS y “Apoyo para el Bienestar fue las Niñas y Niños, Hijos de Madres Trabajadoras” de la Secretaría de Bienestar”, dice Pacto por la Primera Infancia, Empieza por lo Primero.

En un tercer lugar se encuentra la Educación y agrupa el 13 por ciento del presupuesto aprobado. Eso, nos habla de que a pesar de que existe una gran cobertura en educación y que la asistencia dependa de las posibilidades económicas de cada familia, la preocupación por el sector de NNA en situación de abandono y huérfanos que se encuentran en albergues y orfanatos son los más priorizados.

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores