Detrás del globo rojo en “IT”

Carlos Andrés Mendiola es un storyteller del marketing, creador de marcas, apasionado del cine y orgulloso promotor de México. Profesor investigador del Tec de Monterrey. Coordinador del movimiento Motivos para amar a México y autor de varios libros.

Globo rojo. Ése resultó ser el protagonista del primer póster promocional para “IT Capítulo 2”, donde una mano de payaso está por entregarle al espectador dos. Es una invitación a adentrarse de nuevo en la historia que publicara en 1986 Stephen King, que llegara en forma de mini serie en 1990 y que hace un par de años tuviera su primera adaptación en la pantalla grande con “IT”. “IT” se convertiría en la película de terror más taquillera en la historia, con una recaudación, de acuerdo a Box Office Mojo, superior a los 120 millones de dólares, de un presupuesto de 35. La secuela era inevitable, máxime si se considera que “IT” sólo cubre la primera parte de la novela. En el primer póster para “IT”, es Georgie, un niño con un impermeable amarillo y quién en cierta forma detona la acción en la historia, el que lo recibe. La promesa, “You’ll float” (flotarás).

El globo rojo es un símbolo con presencia en distintos medios. Está en pinturas como “The ball” de Félix Valloton, en historias para niños como las del Dr. Zeus y las de Curios George, e incluso es protagonista de cortometrajes y largometrajes como “Red Ballon” de Hsiao-Hsien Hou y “El globo rojo” de Albert Lamorise. Es más, hace poco tuvo una importante participación en “Christopher Robin” y “Mary Poppins regresa”, en ésta última el único globo rojo que aparece en la película es precisamente el de Mary Poppins. En la primera es una suerte de catalizador que Winnie Pooh pide de manera casual, “sé que no lo necesito, pero me haría muy feliz”. Después acabaría en manos de Christopher Robin y le ayudaría a recuperar el gusto por la vida que parece haber pedido.

En “IT” el globo rojo comparte algunos elementos con los ejemplos anteriores, pero los transforma al colocarlos en un contexto o género cinematográfico por completo distinto.  En primera instancia, hay que considerar que el globo obedece a una figura ovalada y que flota, pero que se puede mantener sujeta gracias a un cordón. La forma como tal es asociada con unidad y frecuentemente se le relaciona con el alma y la vida. Es decir, se convierte en un elemento externo que cual metáfora simboliza lo interno. El cordón ayuda a mantenerlo anclado, atado a la realidad. Ahora bien, el color rojo resulta vital para comprender su relevancia en cualquiera de los dos contextos. Los significados de rojo surgen principalmente de la asociación que se le hace con el líquido más vital: la sangre. Como en todos los colores existen tanto significados positivos como negativos. Cuando el corazón late, se habla de excitación, por ejemplo, como en el caso de la pasión, del amor, pero el corazón puede latir también en situaciones de peligro, de alarma; más aún, cuando se está en peligro, cuando se pierde sangre, puede implicar muerte, tragedia. 

En “IT” el globo rojo aparece regularmente antes que IT o su encarnación como payaso, Pennywise. En ese sentido, funge un rol similar al de la manzana de Blanca Nieves, atrae. El rojo es el color de mayor energía e invariablemente llama la atención sobre todos los demás. Entonces, y evitando spoilers, el globo rojo en “IT” es un anzuelo, pero al mismo tiempo es una señal de alarma, un foquito rojo que parpadea, que hipnotiza y que también oculta. En varias de sus apariciones, antes de ver a Pennywise, se ve al globo rojo y cuando éste devela lo que detrás, es demasiado tarde, está listo para atacar, si no es que lo ha hecho ya. Finalmente, el globo rojo es también un vaticinio del destino que le espera a aquél que se ha dejado encantar por él: sangre y muerte. Las víctimas de IT flotan, como los globos, en su guarida y ahí sus almas permanecen en suspensión por la eternidad, ejerciendo el mismo embrujo que antes hiciera el globo rojo con ellos. 

Globo rojo. Ése es el gancho que Warner Bros. utiliza en su póster para anunciar el regreso de “IT”. Es suficiente. Es una promesa rodeada de obscuridad que, por fortuna, puede tener otros resultados como bien lo sabe Winnie Pooh, pero ésa es otra historia…