El gran día ha llegado y el día de hoy el príncipe Harry y Meghan Markel dieron el sí en el castillo de Windsor en Inglaterra. Celebridades de diversos ámbitos así como una gran cantidad de ciudadanos se dieron cita en dicho lugar para presenciar uno de los enlaces nupciales más esperados del año. Las marcas y sus estrategias de mercadotecnia y publicidad tampoco fueron ajenas a lo que muchos consideran la boda del año.

La atención de los medios en esta unión matrimonial así como el interés que ha generado entre las audiencias ubican a este evento como una oportunidad de mercadotecnia que promete muchos ingresos. Estimaciones de CRR advierten que las ventas de recuerdos durante 2018 alcanzarán los 30 millones de libras esterlinas, 25 millones por la celebración de eventos y 10 millones por la venta de libros.

En el terreno de la publicidad, la celebración significa una oportunidad para conectar con los consumidores quienes desde redes sociales se han mantenido al tanto de lo acontecido en dicho evento.

Para darnos una idea, basta con reconocer el impacto que han tenido algunas etiquetas que guían dicha conversación. De acuerdo con mediciones de Tweetreach, el hashtag #RoyalWedding registra hasta el momento 8 millones 420 mil 452 impresiones y 6 millones 217 mil 512 cuentas alcanzadas, mientras que la etiqueta #BodaReal hace lo propio con impresiones y cuentas alcanzadas.

Con esto en mente, compartimos algunas de las acciones que las marcas han realizado con motivo de la Boda Real, situación que les ha permitido sumarse a la conversación que genera la boda del año:

KFC

Con filos dorados y las banderas tanto de Estados Unidos como de Reino Unido, el bote de pollo retomó un detalle relacionado con la propuesta de matrimonio. Desde Mashable indican que el príncipe Harry se arrodilló mientras la pareja cocinaba un pollo asado; la marca encontró cierta asociación con su marca y, a unos cuantos días de que se de el enlace, ha anunciado el lanzamiento de este empaque.

De esta manera, nació el Royal Wedding Bucket, nombre con el que se le conoce a dicho envase, del cual sólo habrá disponible 50 ejemplares disponibles y únicamente serán vendidos en la sucursal Windsor de KFC en Dedworth Road.

Burger King

La marca lanzó al mercado una serie de productos con temas de bodas; se trata de un nuevo sándwich edición limitada, misma que viene acompañada con una salsa de bbq y dos aros de cebolla cuya finalidad es simbolizar el matrimonio real.

Dunkin Donuts

La marca se sumó a la boda con una línea de golosinas y bollos relacionados con en enlace real. La joya de la corona es una edición especial de dona que han llamado Royal Love Donut que será vendida durante este sábado. Desde su cuenta de Instagram la marca ha compartido dicho esfuerzo.

Fancy up your viewing party🏰 #RoyalLoveDonut ❤️🍩 #RoyalWedding

Una publicación compartida por dunkindonuts (@dunkindonuts) el

Sodastream

La marca lanzó 50 botellas edición limitada con sombreros reales. Las botellas se subastarán y todas las ganancias se donarán a Surfers Against Sewage, una organización benéfica que busca un modo sin plástico. La pareja real ha hecho conocer su postura sobre la reducción de desperdicios de plástico, y la marca de agua de sodaha encontrado una forma de promover la fundación aprobada por la realeza.

MINI

MINI ha creado una edición especial del MINI Hatch, diseñado específicamente para conmemorar la ocasión especial. Dicho vehículo será donado y entregado un día despeñes de la boda a la Asociación de Niños con VIH (CHIVA, por sus siglas en inglés) para una subasta pública.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299