Desarrollo sostenible, una acción clave para las empresas en 2019

Las empresas mexicanas están contribuyendo de manera relevante en transformar las condiciones adversas para un mejor futuro: Global Compact N.Y.

Desarrollo sostenible

El inicio de actividades 2019 trae consigo nuevos retos, metas, objetivos y oportunidades, pero sobre todo, concibe el momento exacto para la planeación estratégica que utilizarán las empresas durante los próximos meses. 

El año pasado, la encuesta Perspectivas de Alta Dirección publicada por KPMG reveló que el desarrollo sostenible ha rebasando la tendencia y se está convirtiendo en el focus de los modelos de negocios en México. Pues según la encuesta, el 54 por ciento de las empresas ya cuenta con una estrategia específica a favor del medio ambiente.

Las fuentes económicas en México deben alcanzar el equilibrio entre rentabilidad, equidad social y responsabilidad ambiental, con base en un cultura y filosofía que transforme la estructura organizacional y logré que la Responsabilidad Social Empresarial no sea un tema de área, sino el ADN de las compañías que fomentan el desarrollo del país.

En este sentido, la Industria Mexicana de Coca-Cola (IMCC) impulsa proyectos que promueven el desarrollo de comunidades sustentables generando valor y progreso para el país, además de alinear sus procesos, productos y empaques a modelos amigables con el medio ambiente, de acuerdo con su informe anual “IMCC, Comprometidos Contigo”. 

Un ejemplo del compromiso de la IMCC con el planeta es el lanzamiento de Ciel botella azul durante 2018, un envase hecho 100 por ciento de otras botellas, lo que significa que es completamente reciclado y reciclable. Con lo cual, promueve que sus envases tengan una una vida post consumo que beneficia al medio ambiente, porque disminuyen la presencia de botellas de PET en el entorno, y por ende, baja la posibilidad de que lleguen a los océanos.

Con este nuevo diseño de botellas, la IMCC impulsa su camino rumbo a su meta global “Mundo sin residuos” que tiene por objetivo recolectar y reciclar el equivalente al 100 por ciento de sus envases vendidos para 2030. Y, por otro lado, mediante sus dos plantas de reciclaje PET grado alimenticio: IMER y PetStar, una de las más grandes a nivel mundial, contribuye al procesamiento de más de 4,100 millones de botellas al año. 

De igual forma, Interceramic ha destacado como una empresa mexicana innovadora, focalizada en el progreso, la transformación de las comunidades y el cuidado del medio ambiente. Además, trabaja con una filosofía de operación alineada a los principios y esmero de sus colaboradores, quienes poseen un alto potencial para generar valor.

Según información de su reporte de sustentabilidad 2017, Interceramic es una Industria Limpia y a través de un sistema de gestión ambiental busca certificar la calidad de sus productos y procesos mediante la eficiencia en el uso de recursos naturales reduciendo el consumo de agua, energía y minimizando las emisiones de gases de efecto invernadero en sus plantas, al tiempo que año con año busca acciones más innovadoras en el área de sustentabilidad que van más allá de sus resultados financieros. 

En línea con los objetivos a favor del medio ambiente, empresas como las ya antes mencionadas (IMCC e Interceramic), están adoptando programas de reciclaje y reducción de recursos en sus procesos, tal como L´oréal, que mediante el programa Sharing Beauty With All opera la reducción de emisiones CO2, productos con perfil medioambiental y fórmulas biodegradables en el 90 por ciento de sus marcas.

La entrega de resultados es una pieza enfática sobre los esfuerzos de las empresas por promover el cuidado ambiental, es por eso que cada vez más empresas integran las acciones sostenibles en el cuerpo de los reportes financieros.