• La falta de un protocolo por acoso sexual provocó una denuncia contra Louis Vuitton, debido a la pésima acción que tuvo la marca.

  • Cifras proyectadas por Statista advierten que el acoso sexual en el lugar de trabajo impactan en un declive de 40 por ciento en la productividad de los empleados víctimas.

  • Dentro de esta plataforma también se advierte que basta una sola queja por acoso, para impactar negativamente en la imagen de una empresa.

Una de las recomendaciones que Raymond F. Gregory hace en su libro Women and Workplace Discrimination: Overcoming Barriers to Gender Equality, es que en condiciones de acoso sexual en el trabajo, ante la persistencia se debe de reportar el incidente, usando los procedimientos para gestionar este tipo de quejas dentro de las empresas.

De manera contradictoria, siguen siendo muchas las empresas que aún no implementan protocolos de actuación, en contra del acoso sexual que se registra en sus áreas de trabajo.

Esto es posible de ver en grandes compañías como Louis Vuitton, que evidenció la falta de un protocolo, ante estas una denuncia por acoso dentro de su empresa.

Acoso sexual en Louis Vuitton

Andowah Newton, vicepresidenta de asuntos legales y litigio en LVMH, presentó una denuncia en contra de la compañía francesa dentro de una corte de la Ciudad de Nueva York.

Newton ha hablado con bufetes de abogados como Epstein Becker Green, sobre mejores prácticas para la accesibidad de personas con capacidades diferentes:

La denuncia surgió porque Newton fue víctima de acoso y la empresa no supo actuar e incurrió en revictimizarla con prácticas de mobbing.

Los hechos de acoso ocurrieron en diversas ocasiones en que el agresor trató de besarla y acercar su cuerpo al de ella de manera inapropiada.

La denuncia contra Louis Vuitton es porque la compañía ha violado las leyes que castigan la discriminación en el estado de Nueva York, pues luego de que Newton presentó su queja, la compañía comenzó a hostigarla con actos como criticar las mismas metas laborales por las cuales le habían reconocido su trabajo con anterioridad, registrar pésimas calificaciones sobre su desempeño en la empresa y expresiones de molestia por parte de directivos, cuando se quejó.

Como parte de la demanda, Newton exige que Louis Vuitton implemente un mecanismo anónimo para presentar quejas por acoso y un protocolo de respuesta a estas denuncias.

El caso es un interesante reflejo de los esfuerzos en recursos humanos que deben hacer las empresas hoy en día.

Las fallas que presenta una empresa del tamaño de Louis Vuitton son un recordatorio del papel que deben de jugar las empresas hoy en día y la oportunidad que hay de establecer pautas dentro de las industrias, con prácticas que motiven ambientes laborales de calidad,  una cultura organizacional modernizada y fortalecidos perfiles corporativos.

loading...