Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Suscríbete a Merca2.0. Haz clic aquí

Del Partido Verde a YosStop: ¿Cómo evitar problemas legales si eres influencer?

Diversos componentes integran una eficaz campaña de comunicación, los influencer han sido desde algún tiempo los favoritos de ls marcas debido al engagement que tienen con sus seguidores, pero tal cercanía los ha llevado a tener problemas, algunos tan graves que trascienden a lo legal, ¿qué pueden hacer para evitarlo?
  • Los influencer han estado en el centro de la polémica los últimos meses, debido su comportamientos y situaciones relacionadas con el contenido que comparten. 
  • Pese a que siempre han tenido un toque de polémica, que es finalmente a lo que se atienen al estar en el escrutinio popular y compartiendo aspectos personales de sus vidas  y su forma de pensar. 
  • En días recientes se ha intensificado la revisión a su comportamiento, debido a que una de ellas ha sido encarcelada bajo acusaciones graves por mostrar contenido sensible en uno de sus videos. 

Para muchos especialistas que se desenvuelven en el medio, los influencer son personajes que siempre han existido, con el tiempo, han modificado sus canales de comunicación, pero desde siempre se han observado figuras que se vuelven expertas en un tema y que posteriormente tienen un gran peso en la toma de decisiones de un séquito que encuentra en ellos una suerte de maestro o especialista al cual  tomar en consideración al momento de elegir, por ejemplo,  lo que vestirá este día, el auto que comprará con sus ahorros, la marca de shampoo que utilizará en adelante y hasta el partido político por el que podría votar, los influencer son grandes aliados de las marcas, es cierto, pero también son un verdadero dolor de cabeza si no se tiene la precaución de elegir a los correctos, pueden meter en problemas a tu compañía y por supuesto también ellos pueden encontrar graves problemas para su persona en su afán por la búsqueda de likes. Esto es lo que ha ocurrido en fechas recientes.

Con el desarrollo de la era digital y las redes sociales, la publicidad se ha ido transformando, tomando gran relevancia la figura de los denominados Influencers, que no son más que personas que destacan por su presencia e inferencia en redes sociales y/o canales digitales como Facebook, Instagram, Twitter, TikTok y Youtube, entre otros. Hoy en día los influencers se han convertido en una pieza clave para la publicidad de las empresas, pero, ¿realmente se ha evaluado el entorno legal que hay alrededor de la publicidad realizada por o a través de ellos?

Penosos antecedentes con los influencer

Pese a que en estos días YosStop es quien está en boca de todos, la historia de los influencer con los problemas legales no se remonta sólo a este personaje, la mayoría de estos sujetos de gran impacto digital en nuestro país tienen una pequeña polémica la cual, en algunos casos, les ha funcionado para ponerse en las conversaciones de todos consiguiendo aumentar su popularidad y en los caso más graves se ha encaminado todo al irremediable fracaso que en el peor de los casos los ha llevado a pisar la cárcel.

Entre los penosos antecedentes de hechos que han escalado hasta estas consecuencias, está el caso que informó  la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México sobre la detención del youtuber mexicano Rix, “Ricardo N”, como presunto culpable del delito de violación luego de las acusaciones públicas que realizó la también influencer Nath Campos el pasado 22 de enero. La cual aproximadamente un mes atrás, denunció en un video en el que explicó, visiblemente afectada, que estando ebria su entonces amigo la acompañó a casa y ella, medio inconsciente, vio como él le “hacía cosas”.

La política tampoco se libra, en las recientes campañas electorales un problema de gran dimensión fue el que aquejó al Partido Verde, cuando una granja de influencer se dio a la tarea de violar la ved electoral deliberadamente, lo que prácticamente los llevó a perder su registro como grupo político.

Otro caso de abuso de los influencers, aunque este no ha llegado a mayores repercusiones, es de la modelo y actriz, Bárbara de Regil. Ella no ha pisado cárcel como Hoffman, pero usuarios en redes piden un castigo ejemplar para ella después de destaparse que durante semanas, acosó a un nutriólogo que reveló que los productos que ella vende eran de nula calidad nutricional.

En el otro lado de la moneda, aunque igualmente penoso y reprobable, la youtuber Caeli reveló que durante una fiesta intentaron drogarla para abusar de ella. Con lágrimas en los ojos, la mexicana denunció lo que sus conocidos le hicieron para que no vuelva a ocurrir. La influencer publicó un video en su canal de YouTube, en el que dio detalles sobre el desafortunado incidente que vivió durante su estancia en otro país.

Pero entonces qué pueden hacer figuras de la talla de Kimberly Loaiza, Juan de Dios Pantoja, Luisito Comunica, Juanpa Zurita y muchos otros nombres para evitar los problemas sin vulnerar su libertad de expresión, la respuesta es un poco más complicada debido a la situación actual de las leyes en México.

¿Qué hacer para evitar esta problemática?

En México no hay una regulación especial o particular para los influencers, no obstante, la publicidad en nuestro país está regulada en diversos ordenamientos, como por ejemplo la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley Federal de Radio y Televisión, la Ley Federal de Protección al Consumidor y la Ley General de Salud. En concreto, el marco jurídico aplicable a la publicidad depende en gran parte del tipo de servicio o producto que se pretende publicitar. Ahora bien, una vez identificado el tipo de artículo a difundir a través de un influencer y teniendo claro el marco jurídico aplicable, es indispensable celebrar un contrato en el que se formalice la relación jurídica y queden perfectamente bien determinadas las obligaciones de cada una de las partes; ya sea que se negocie con un influencer independiente o a través de una agencia.

No obstante la falta de claridad en las leyes, es importante tomar en cuenta que las expresiones de odio, denigrantes o que descalifican a las personas o a grupos poblacionales específicos son los principales límites del derecho a la libertad de expresión, por lo que quienes realizan publicaciones en plataformas de internet deben estar conscientes de que no todo lo que se piensa es factible decirlo de manera pública, a menos que se quiera correr el riesgo de ser demandado o denunciado ante alguna autoridad jurisdiccional o de procuración de justicia.

De igual forma, violentar el derecho a la vida privada o afectar el honor de mayores y menores de edad, o publicar imágenes o videos en los que se ponga en riesgo la integridad de una persona, independientemente de su edad, son otros aspectos que implican líneas -a veces muy finas- que no deben sobrepasarse por parte de los creadores de contenido en Youtube, Facebook, Twitter o Tiktok, conocidos como ‘influencers’ o ‘youtubers’.

En general, hasta que no se desarrolle una ley, respetuosa de los derechos humanos y que al mismo tiempo permita la libre expresión, de cada individuo, la recomendación general es tener especial cuidado con los aspectos básicos de trato entre iguales, probablemente la frase que más venga a la mente y que puede evitar muchos problemas es aquella popular de “no hagas a alguien lo que no quieres que a ti te hagan”.

Ahora lee:

 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados