La tarde de este jueves dentro de las redes sociales el hashtag #DeCiudadanxACiudadanx se posicionó como una de las tendencias más importantes dentro de Twitter en el mercado mexicano.

La etiqueta que generó -hasta el momento de publicar la nota- un millón 104 mil 206 impresiones con un total de 348 mil 925 cuentas alcanzadas, según estimaciones de Tweetreach, fue utilizada para dar a conocer el nuevo spot de precampaña del partido Nueva Alianza, mismo que haciendo alusión a la señal de silencio que ganó reconocimiento luego de los sismos de septiembre pasado, afirma que las propuestas de la agrupación política se generarán con la opinión de los ciudadanos.

Más allá del discurso de la pieza publicitaria, lo que verdaderamente llama la atención es el hashtag que acompaña la promoción del comercial, misma que hace alusión al eje de comunicación que se quiere reforzar con la estrategia de comunicación.

El detalle que no puede pasar desapercibido la letra “x” que aparece al final de lo que espera ser entendido como “Ciudadano” o “Ciudadana”, misma que desde hace algunos años es utilizada para establecer acciones de comunicación e identificación de género en el que las dos grandes categorías en las que se podía dividir este último aspecto ahora se ven acompañado por uno más que reconoce la identidad de las personas más allá de ser hombres y mujeres.

La apuesta de Nueva Alianza resulta interesante en tiempos en los que el consumidor rechaza todo aquello que categorice su existencia. Por definición, los conceptos de género, masculino y femenino, caen en esta clasificación, misma que ahora no es compatible con la visión del consumidor.

Estimaciones entregadas por Havas Media a nivel mundial, estiman que el 61 por ciento de las mujeres y el 46 por ciento de los hombres creen que los niños deben ser educados en género neutral para evitar rígidas restricciones de género.

Si la tendencia se traduce en términos de publicidad tenemos que 5 de cada 10 mujeres así como 4 de cada 10 hombres resienten de la forma en que las mujeres se representan en la publicidad, mientras que para ambos géneros esta percepción alcanza un 31 por ciento cuando de la imagen masculina hablamos.

De igual manera, el 48 por ciento de las mujeres y el 44 por ciento de los hombres considera que los comerciales de televisión muestran demasiados estereotipos de género anticuados.

De esta manera, vemos como la letra “x” comienza figurar como parte importante de la comunicación comercial. Se trata de un atajo que los anunciantes encontraron para demostrar sus intenciones de inclusión y de desarrollar discursos que reconozcan a individuos antes que consumidores.

La exigencia neutralidad en los discursos publicitarios y comerciales, demandará a tanto a equipos estratégicos como a marcas adaptarse y adoptar modelos de segmentación mucho más profundos, que les permitan entender a sus audiencias desde aristas más allá de lo evidente. La estrategia y correcta identificación de los públicos de valor será clave; será fundamental entender el juego de mercados y contra mercados. Lo que para unos sea un aciertos, para otros será una aberración, logran consenso no será sencillo y las marcas tendrán que estar preparadas para enfrentar los desafíos derivados de esta dualidad.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299