Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Caso Debanhi desploma 2 años de Mariana Rodríguez en marketing de Samuel García

Pese a los grandes esfuerzos del gobernador y su constante aparición en redes sociales por mantener una imagen positiva, la desaparición y feminicidio de Debanhi Escobar y la lentitud de actuación de su gobierno generaron una baja en su porcentaje de aprobación.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Samuel García asumirá gastos por marcha del 8M, pero genera críticas
  • El feminicidio de Debanhi Escobar expuso la violencia hacia las mujeres que existe en el estado de Nuevo León.

  • Los likes, las fachadas y el Nuevo León de rosa y de sonrisas de niños pintado por Mariana Rodríguez Cantú se desvaneció.

  • La aprobación del gobernador fue a la baja en abril y el marketing de la esposa de Samuel García Sepúlveda pareciera desaparecer en un momento de crisis; no obstante, el gobernador tiene los siguientes años de su gobierno para recuperarse.

 

Cuando se habla de Samuel García Sepúlveda, gobernador de Nuevo León, es inimaginable hacer un recuento de su trayectoria política sin su esposa, Mariana Rodríguez Cantú, quien mediante su gran presencia en redes sociales se ha coronado como la influencer de la política contemporánea. Pese a los grandes esfuerzos del gobernador y su constante aparición en redes sociales por mantener una imagen positiva, la desaparición y feminicidio de Debanhi Escobar y la lentitud de actuación de su gobierno generaron una baja en su porcentaje de aprobación.

A decir de Abraham Bueno Cuellar, asesor legislativo y asesor de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional en el periodo 2015-2018, el caso de Debanhi, “implicó un desgaste excesivo para el gobernador porque primeramente no se le dio una respuesta rápida y efectiva”.

El caso evidenció que no todo en su política son likes, nuevos seguidores, bombardeos a las nubes, playeras y gorras con branding del Gobierno de Nuevo León, sino que existe un lado oscuro que pocas veces toca Samuel García: la violencia hacia las mujeres y los feminicidios en el estado.

De acuerdo con información de la Secretaría de Seguridad Pública de Nuevo León, el estado registró 67 feminicidios en 2019; 67 en 2020 y 66 en 2021 y en la mayoría de los hechos, los principales agresores son personas extrañas, desconocidos o ex parejas.

Asimismo, hasta marzo de 2022, la misma dependencia informó la existencia de 29 feminicidios; de los cuales 21 se relacionaron con temas de drogas.

Y en abril fue cuando la muerte de Debanhi se añadió a la estadística del gobierno, el 9 de abril fue cuando fue vista por última vez y su cuerpo fue encontrado en una cisterna de un motel de la zona para el 22 de abril con sospecha de un posible feminicidio.

El mismo día, el gobernador decidió posicionarse públicamente, no antes, demostrando su consternación respecto al caso de Debanhi:

“Lo que quiero comunicarles es que tanto el papá como un servidor y todos los ciudadanos queremos saber la verdad, ¿qué paso? Por eso, exhortó respetuosamente a la Fiscalía que hagan el esfuerzo porque el día de hoy a la brevedad nos den a conocer un minuto a minuto (…) porque creo firmemente tenemos derecho a conocer que hay en la investigación para que la verdad salga a relucir y porque tenemos el derecho de ser informados”, dijo Samuel García, el 22 de abril en su cuenta de Instagram, donde suele publicar sus movimientos y posicionamientos públicos.

El caso resonó a nivel nacional, protestas de miles de mujeres en los diferentes estados y capital del país exigiendo justicia sobre las mujeres desaparecidas, mostrando una realidad que no es nada nueva: la incapacidad del gobierno para hacer justicia ante la violencia.

“La resonancia que tuvo a nivel nacional si afectó directamente sus aspiraciones presidenciales. Pese a que dio la cara, tardó mucho en actuar y eso tiene un costo político”, Abraham Bueno Cuellar, asesor legislativo y asesor de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional en el periodo 2015-2018.

Y es que el gobernador de Nuevo León, ya ha hablado públicamente de sus aspiraciones a la Presidencia de 2024; no obstante, se ha mostrado enfocado en su actual compromiso. Al nivel de que el Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) reconoció en días pasados que el gobernador “no esta haciendo un mal gobierno”.

 

Marketing de Mariana Rodríguez no logra “tapar” violencia feminicida expuesta con caso Debanhi en gobierno de Samuel García

Samuel García tiene un historial amplio en el uso de las redes sociales, en un primer lugar para difundir su trabajo como Senador por el partido Movimiento Ciudadano, y en segundo lugar, para compartir su vida personal con Mariana Rodríguez Cantú, la influencer, modelo y empresaria que cuenta con 2.3 millones de seguidores, quien ha sido un trampolín al éxito del actual gobernador de Nuevo León.

Durante su campaña política en 2021, “la figura de Mariana fue esencial para lograr el triunfo. El fenómeno de las redes sociales tuvo injerencia en el proceso electoral”, dijo Abraham Bueno Cuellar, asesor legislativo y asesor de la Comisión Bicameral de Seguridad Nacional en el periodo 2015-2018.

Y es que fue tal su presencia que, el Instituto Nacional Electoral (INE) valoró la publicidad de la influencer en apoyo a su esposo durante su campaña en 27.8 millones de pesos, ya que según el instituto autónomo eso tuvo que cobrar por compartir videos y fotografías con el candidato de Movimiento Ciudadano.

Cabe destacar que el perfil de la influencer paso de ser un ícono de la moda a una activista aguerrida de sus valores y principios frente a las poblaciones más vulnerables como: personas de la tercera edad, en situación de calle, y sobre todo, niños y niñas.

Pese a la formación de la imagen de Samuel bajo valores de una familia tradicional mexicana –incluyendo el machismo–, sencillez y aspiraciones casi imposibles para ciudadanos convencionales, el candidato se posicionó con un porcentaje de preferencia de 36 por ciento, superando a Adrián de la Garza (25 por ciento), Clara Luz (15 por ciento) y Fernando Larrazabal (14 por ciento).

Hasta antes del caso Debanhi, Samuel se ha posicionado con un porcentaje de aprobación alto que lo ubica en el ranking 16 de los estados; no obstante, con el cambio de panorama de las redes sociales a feminicidios su aprobación cayó de 57.2 por ciento en marzo a 54.3 a finales de abril, indica la Consulta Mitofsky. 

De acuerdo con el asesor político, Samuel García tiene un par de años para superar el hecho enfocándose en el trabajo de protección a los sectores vulnerables a la violencia en el estado, así como resolver “los problemas de sequías y la falta de agua en el estado o (de lo contrario su aprobación) tendrá un efecto bola de nieve”, concluyó.

 

 

Leer más: 

Otros artículos exclusivos para suscriptores