De McDonald’s y su batalla contra el coronavirus

La emergencia de salud por el coronavirus COVID-19 ha derivado en serias implicaciones para la economía y los negocios, siendo el mundo de la publicidad y marketing uno de los afectados debido a que muchos anunciantes han frenado o disminuido sus presupuestos publicitarios.

Sin embargo, esto no quiere decir que las marcas están estáticas, a lo largo de estos meses hemos visto el trabajo realizado por las marcas Coca-Cola, Audi, Mercado Libre y IKEA, entre otras, en las cuales se busca aportar algo positivo en las labores de combate a la pandemia.

Esta actitud sigue vigente y en los últimos días hemos visto algunas que vale la pena estacar

El caso de McDonald’s

Una de las más activas es la marca de los ‘arcos dorados’, pues desde el cambio de su logo separando la emblemática M, esto para promover el distanciamiento social, no ha dejado de anunciar acciones para combatir al COVID-19.

Entre las más destacadas se encuentra la anunciada el miércoles en Estados Unidos, que consiste en retirar su menú de desayuno durante todo el día mientras dure la pandemia. El objetivo, según McDonald’s, es simplificar las operaciones y eficientes los procesos para ofrecer una mejor experiencia al cliente.

“Para simplificar las operaciones en nuestras cocinas y para nuestra tripulación, y garantizar la mejor experiencia posible para nuestros clientes, estamos trabajando con nuestros franquiciados y restaurantes locales para centrarnos en servir nuestras opciones más populares y comenzaremos a eliminar temporalmente algunos elementos del menú. las próximas semanas “, dijo Bill Garrett, vicepresidente senior de operaciones de McDonald’s en Estados Unidos, en un comunicado.

Cabe recordar que actualmente McDonald’s tiene abiertos la mayoría de sus establecimientos en Estados Unidos, pero solo con opciones de ‘recoge para llevar’ y delivery.

Entonces, la medida de la compañía es impactar lo menor posible a su negocio. De cuatro con CNBC, la compañía dijo e miércoles en una presentación regulatoria, que el virus podría tener un impacto “material” en su negocio.

Tal vez esa es la razón por la que no ha parado de hacer visible a la marca en los últimos días. Ejemplo de ello es cómo en España -donde cerraron todos sus establecimientos- ha repartido alrededor de 17 toneladas de alimentos en beneficio a diversas asociaciones para apoyar a la población.