Datos que los mercadólogos deben saber en el #DíaDelChocolate

Cada año se generan 28 mil toneladas de cacao mexicano (base del chocolate), razón que lo coloca como el octavo productor de este alimento en el mundo.

chocolate
Foto: Bigstock

El Día Internacional del Chocolate fue instaurado en 1995 como parte de una  una iniciativa francesa en honor al escritor británico Roald Dahl, autor de la célebre obra “Charlie y la fábrica de chocolate”.

Dahl nació un 13 de septiembre de 1916 en Gales, Reino Unido. Además, en esa fecha nació Milton Hershey (1857), fundador de The Hershey Chocolate Company, una de las compañías más representativas alrededor del mundo.

El tema tuvo varias incidencias en las redes sociales, sin colocarse como una de las tendencias principales en México registró cerca de 999 mil cuentas alcanzadas y un millón 175 mil impresiones en Twitter, según mostraron cifras de TweetReach.

De acuerdo con la Secretaría de Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) cada año se generan 28 mil toneladas de cacao mexicano (base del chocolate), razón que lo coloca como el octavo productor de este alimento en el mundo.

El chocolate mexicano se consume en países como Bélgica, Francia y Estados Unidos, y a este último se exporta el 39.4 por ciento del cacao nacional, destacó en un informe el Salón del Chocolate.

El organismo señala que los estados de Tabasco, Chiapas y Guerrero son los principales productores nacionales de este producto.

Se estima que los árboles de cacao pueden vivir 200 años, sólo 25 de ellos produce granos útiles, es decir unas 2 mil 500 semillas en toda su vida.

Para producir 453 gramos de chocolate se requieren unas 400 semillas de cacao, esto equivale al consumo anual per cápita del mexicano.

Este alimento, en forma de chocolate otorga beneficios al cuerpo: reduce la fatiga y mejora el rendimiento físico, debido a los antioxidantes que contiene.

El cacao también está presente en una amplia variedad de productos de belleza, debido a que humecta la piel, la suaviza y ayuda a prevenir la aparición temprana de arrugas.

Estudios científicos destacan que al contener anandamida, un compuesto químico que mejora el estado de ánimo, el chocolate favorece el humor, estimula la producción de serotonina en el cerebro, y ayuda a estar más contentos, combatir la angustia, el estrés y el mal humor.