Un avión con más de 113 pasajeros se desplomó este viernes tras despegar del Aeropuerto Internacional José Martí ubicado en La Habana, Cuba. Los primeros reportes indican que la aeronave era un Boeing 737-200 que pertenece a la aerolínea mexicana Damojh y que era arrendado por Cubana de Aviación, con tripulación extranjera.

Tanto las autoridades mexicanas como el gobierno de Cuba han activado los protocolos de seguridad para atender la emergencia, que se preve haya dejado diversas personas heridas.

EL tema ha ganado rápidamente relevancia en redes sociales. La conversación sobre el lamentable accidente se ha concentrado mediante los términos La Habana, Boeing 737 y José Martí.

De acuerdo con la herramienta Tweetreach, la etiqueta “La Habana” cuenta con más de 44 millones 076 mil 301impresiones y 30 millones 716 mi 033 cuentas alcanzadas hasta el momento.

En esta desgracia, hay cuando menos dos marcas comerciales involucradas, mismas que en su debido momento tendrán que declarar y deslindar responsabilidades ante el trágico acontecimiento.

Se trata de las aerolíneas Cubana de Aviación y Damojh, que se apuntan como responsables de la operación y manejo de la aeronave.

la primera se trata de uña aerolínea oficial de Cuba que opera en distintos mercados entre los que destacan América, Europa y Asia. Se trata de una marca con mucha historia dentro de la industria aérea en América Latina al ser la primera en apertura vuelos a Miami y a Europa.

La aerolínea se ubica como una gran opción para los vuelos al interior de la isla caribeña, con lo que es una empresa que impulsa de manea importante al turismo, la segunda fuente de ingresos más importante para Cuba que durante 2016 registró ingresos brutos por más de 3 mil millones de dólares según cifras oficiales. No obstante es considerada como la sexta peor aerolínea del mundo.

Por su parte Damojh pertenece al grupo aéreo mexicano Global Air fundado en guadañara a incisos d ella decida de los años 90. Opera vuelos chárter Nacionales e internacionales en México, el Caribe, Centro y Sudamérica, y a atención a sus clientes es en clase única con un promedio de 117 plazas.

De acuerdo con la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (Sectur), hasta 2015, esta aerolínea se ubicaba en la décima posición entre las líneas aéreas con mayor participación en el país en la llegada de pasajeros de vuelos nacionales con un total de 5 mil 122 entre enero y mayo de dicho año.

Ambas firmas se relacionan con el lamentable accidente que ahora pone a Cuba en medio de conversación internacional con lo que se tendrá que revisar los acuerdos de colaboración entre ambas empresas así como los protocolos de funcionamiento, en principio, para deslindar responsabilidades y, en un segundo momento, para no sólo ofrecer un mejor servicio al cliente, sino garantizar su seguridad en cada vuelo

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.