¿Cuánto cuesta contratar a un influencer para Instagram, Snapchat y Youtube?

influencer marketing
influencer marketing

Con la publicidad convencional en radio y televisión disminuyendo, las marcas están optando por el formato de influencer marketing, de tal forma que la industria valdrá 10 mil millones de dólares para 2020, y será Instagram la plataforma líder, y que diariamente es revisada por 400 millones de personas.

Sin embargo, para muchas marcas y medianas empresas que apenas se están adentrando en estos formatos de marketing surge la duda de cuánto cobra un influencer o un profesional en el área. Market Inside refiere que los costos de un influencer pueden variar desde cientos a millones de dólares, dependiendo la marca.

Concretamente, para Instagram, un influencer cobra mil dólares por cada 10 mil seguidores de la marca, es decir, la tarifa se fija de esa manera y luego se negocio la tasa de compromiso, la duración de la campaña y el presupuesto del cliente.

No obstante, algunas marcas pueden comenzar pagando 250 dólares por post de Instagram para personas o marcas con menos de 50 mil seguidores, y después, los influencer cobrarían mil dólares extras por cada 100 mil seguidores. En cambio, pare celebridades, el costo por post puede ser de hasta 250 mil dólares.

En cuando a Snapchat, al carecer de tamaños de audiencias como tal, los acuerdos se basan en vistas activas, dado que las vistas repetidas cuentan como “una vista” y las vistas son más intencionales, por lo que un influencer cobraría desde 500 dólares por una campaña de 24 horas, aunque las tarifas irían de: mil dólares, de 5 a 10 mil vistas, tres mil dólares por 10 a 20 mil vistas, y de 10 a 30 mil dólares, por 50 a 100 mil vistas.

Según el análisis, aunque algunos influencers trabajan por su cuenta, lo cierto es que muchos de ellos trabajan en agencias, las cuales hacen los acuerdos con las marcas o personalidades.

Para Youtube, el precio estimado que cobra un influencer por cada 100 mil seguidores es dos mil dólares. Aunque acá el ciclo se invierte, ya que son los propios influenciadores los que tienen canales de Youtube, es decir, son “youtubers”, por lo que las marcas son las que pagan a ellos, por lo que pueden llegar a pagar hasta 50 mil dólares, según el impacto en views del canal.

Además, el negocio en Youtube parece mucho más fructífero, ya que los acuerdos de las marcas con influencers, así como las negociaciones de aprobación con Youtube pueden generar ganancias de 200 mil dólares hasta medio millón de dólares por video, al tratarse de una mención de 30 segundos antes del video original.