Eso habla de la relevancia del PDV; sin embargo, una de las medidas que las marcas han adoptado para que sus consumidores estén satisfechos, es concentrarse en la experiencia en el punto de contacto, implementando marketing de experiencia.

De hecho, la firma encuestadora Freeman advirtió que tras entrevistar a mil CMOS en Norteamérica, Europa y Asia, uno de cada tres de los directivos reconoció que invertirían hasta la mitad de sus presupuestos en experiential marketing, entre los próximos tres a cinco años.

Pero, como toda estrategia, conlleva riesgos, los expertos nos comparten a cuáles se puede enfrentar el profesional del marketing.

Mario Cantón, director de marketing y customer experience de Steelcase México

“La experiencia en punto de venta no implica un riesgo, sino una gran oportunidad de tener tu producto frente a tu posible consumidor final y atestiguar tu promesa de marca de primera mano. Es el momento en donde se puede medir realmente la aceptación del mismo y analizar las áreas de oportunidad que hay que corregir para las siguientes versiones. Sin duda una gran estrategia para cualquier producto que deba estar en constante evolución. Por otro lado, estas interacciones vivenciales significan que debes contemplar una parte de tu inventario expresamente a colocarlo en punto de venta”.

Javier Sosa, director de mercadotecnia de Comex

“Hoy no hay otra manera de lograr engagement con las marcas, a excepción de la experiencia que puedas contar en todos los puntos de contacto. Básicamente pensamos que el momento de la verdad es en la tienda, es muy importante tener un productos de calidad, con el precio y la imagen correcta, con las herramientas, para hacer una estrategia efectiva. No podemos hoy confiarnos, las agencias deben de entender que este modelo de experiencia es el que es válido y en un trabajo en conjunto las marcas, las agencias y el ecosistema completo trabajen estas experiencias para ganar el corazón de los consumidores”.

Ricardo Homs, director de marketing para GEPP

“El consumidor le gusta tener contacto con la marca, las activaciones son esas experiencias que te permiten tener ese contacto directo, que sea una experiencia mucho más valiosa, fuera de que los consumidores sólo escuchen de una vía los mensajes. Esta práctica sigue siendo un medio efectivo, pero con las experiencias recibimos respuestas de los consumidores”

Isabela Massola, directora de marketing Internacional de Natura

“Para mí el primer punto es especificar qué es lo que quieres lograr con la marca, para saber lo que el consumidor debe experimentar. Es fundamental tener el propósito para poder crear la experiencia, además, es importante definir los olores, texturas y estar en un espacio donde se coloque un elemento que transmita la experiencia. Como todos las marcas pueden ser experienciales, porque el mundo es de la experiencia, hoy se puede todo, por ello hay que elegir exactamente cuál es la que queremos transmitir para lograr una estrategia exitosa”.