¿Cuáles son las cervezas artesanales favoritas de los mexicanos?

Las cervezas artesanales tienen del 0.8 al 1 por ciento del mercado nacional de cervezas de México actualmente, sin embargo, su crecimiento en el gusto de los consumidores podría llegar al 5 por ciento en los próximos años, según la Asociación Cervecera de la República Mexicana (Acermex).

Nuestro país se encuentra en la quinta posición como mayor consumidor de cerveza en el mundo, además de que en México hay más de 350 etiquetas de cerveza, lo cual equivale a más de 50 mil botellas mensuales de distribución, que asciende un monto mayor de 6 millones de pesos, con cifras de 2015.

Datos de The Beer Company señalan que entre las marcas nacionales, las favoritas de los mexicanos son:

Jack Chocolate. De estilo stout y con sabores, amargos, cítrico y dulce al mismo tiempo, esta cerveza es para los amantes del chocolate, ya que se trata de una bebida cremosa, además de que tiene un ligero sabor a café y caramelo, mismos que podrían ser tu perdición, ya que Jack Chocolate tiene 7.5 por ciento de alcohol.

Raramuri o Lágrimas Negras. Esta cerveza es de estilo stout y contiene una mezcla de maltas, avena y cacao tostado al punto, por lo que su sabor es suave y refinado. La bebida es tan entrañable, que en su momento ganó el Australian International Beer, entre otros galardones.

Mala Santa. De estilo English Brown Ale, esta cerveza nacional tiene sabores que van desde lo amargo balanceado, con aromas suaves, hasta cítricos, además de que su color es un café profundo.

Tempus. Quizá de las cervezas más reconocidas por los amantes de las artesanías, Tempus también consiguió el Australian International Beer Awards, mientras que su versión dorada tiene un ligero olor a miel y pan, además de que su sabor radica en un sencillo sabor amargo y caramelo al mismo tiempo.

De acuerdo con Acermex, que Grupo Modelo haya comprado las cervezas artesanales, Mexicali, Tijuana, Cucapá y Bocanegra, provocó que pequeños comerciantes de estas bebidas perdieran puntos de venta, es decir, los productores acusaron a la compañía de abaratar el precio de estas marcas para ganarles el mercado y adelantarse a restaurantes y bares.

No obstante, Grupo Modelo no es la única compañía acusada de vender bebidas artesanales a precios baratos, sino que Cuauhtémoc Moctezuma, ahora perteneciente a la holandesa Heineken, también introdujo su bebida Affligem con la misma dinámica de Modelo, vender por crédito y a precios muy baratos, afectando la neutralidad del mercado de las cervezas artesanales mexicanas, según productores locales.