• Para mayo de 2019, México contaba con 394 fintech en el territorio nacional

  • Sin embargo, el 53 por ciento de estas startups cree que hay muchas barreras de entrada con el marco legal actual

  • Las categorías con más empresas son Pagos y remesas, Préstamos a consumidor y Manejo financiero empresarial

El término fintech se usa pare referir tanto a las tecnologías financieras que le dan su nombre como a las startups responsables de desarrollarlas y comercializarlas. A escala global, según Finances Online, el 88 por ciento de las compañías bancarias tradicionales temen perder una parte de sus ingresos antes sus innovaciones. Y Statista estima que, a escala global, solo en 2018 se invirtieron unos 54 mil 400 millones de dólares (mdd) en impulsar estas empresas.

México se ha convertido en un importante mercado para estas plataformas. El Departamento de Investigación de Merca 2.0 apunta que los pagos digitales, el tipo de fintech más común, ya tiene una penetración del 50 por ciento de la población. A eso se debe sumar que muchas son consideradas como grandes impulsoras de la inclusión financiera. Por otro lado, aparte de que muchas se cuentan entre las mejores startups del país, también estrechan lazos con bancos.

Fintech mexicanas a escala regional y global

Tal es el peso de estas startups en México, que incluso se logran destacar más allá del entorno nacional. En mayo de 2019, según Finnovista, las fintech del país recuperaron el liderazgo en América Latina como el ecosistema más grande de esta industria. A eso se debe sumar que, de acuerdo con BBVA, la capital se distingue por su ejemplar contexto regulatorio para estas empresas. Pero Ángel Sahagún, CEO y fundador de albo, apunta que aún hay varias barreras:

El país tiene muchas ventajas. Pero para posicionarnos globalmente, aún debemos atraer a un mercado que desconoce de las alternativas financieras digitales actuales, así como de los beneficios que éstas ofrecen. Adicionalmente, si bien la Ley Fintech ha sido un gran paso para el desarrollo y la consolidación del sector, estamos conscientes que hace falta mayor claridad. La regulación es difícil y es una barrera para las startups que apenas inician en la industria.


Notas relacionadas


Innovaciones prometedoras

Por otro lado, las fintech en México deben de adaptarse a las tendencias que se avecinan en el corto plazo. La crisis sanitaria por la COVID-19 ciertamente supone un reto, pero también una gran oportunidad para demostrar su valor. Por su lado, Mastercard apunta que en Latam, estas startups tienen el reto de seguir apoyando a los individuos y pequeños negocios que ignora el sistema financiero tradicional. Y Sahagún cree que hay tecnologías muy interesantes:

Los avances que veremos dentro del ecosistema estarán dirigidos a mejorar la experiencia del usuario y a productos diferenciados en tiempo real. Están las técnicas de hiper-personalización con analíticas de Big Data e Inteligencia Artificial de interfaces conversacionales. Aumentarán las “super apps” en el mercado, que las personas usarán diario en una experiencia 360, fluida, integrada y eficiente. Hay que mencionar también la tecnología regulatoria y la banca por voz.

El significado de una buena fintech

Hay que tomar en cuenta que no porque una industria sea novedosa o prometedora, significa que todos los agentes del sector tengan las mismas características. Claro, América Latina aún atrae mucha inversión para los proyectos fintech de todas partes del mundo. Y el impacto que estos proyectos tienen en la vida de los mexicanos es difícil de cuantificar. Pero el fundador de albo asegura que una gran startup del sector debe reunir una serie de cualidades concretas:

Una fintech debe ser escalable y rentable a futuro. Por eso es crucial detectar una necesidad de la población, identificar un nicho de mercado y entender cómo el producto se adapta a él. El talento también es fundamental para que una startup pueda mantenerse competitiva. Hay que saber buscar inversión, probar que es rentable a largo plazo. Por último, se debe tomar en cuenta el marco legal porque puede volverse una barrera si no hay buenos estándares éticos.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299