¿Crees que las elecciones de México no son oportunidad para tu negocio? Mira de nuevo

Las elecciones de 2018 significan muchas cosas para la historia política de México, siendo el monitoreo del fraude como el principal interés.

elecciones
Foto: Facebook

A unas horas de que comiencen las campañas políticas de cara a las elecciones del 1 de julio en México, son varias las acciones que las personas están tomando en un proceso que se muestra histórico de muchas formas.

Las elecciones de 2018 significan muchas cosas para la historia política de México, debido a que son las más caras de la historia con un gasto que se estima en más de 28 mil millones de pesos, entre gastos de operación y de recursos.

Además, de que es la primera vez que contará con la figura de los candidatos independientes en todas las convocatorias de cargos de elección popular. Sin olvidar que es uno de los procesos políticos electorales más monitoreados por la opinión pública a través de las redes sociales y los medios de comunicación (digitales y tradicionales).

Y es que una de las palabras más utilizadas (y a la vez más temida) dentro del glosario político en México es el “fraude”. En todas sus modalidades: por compra de voto, por embarazo de urnas, por acuerdos entre candidatos para favorecer a uno, sólo por mencionar algunos.

Sin embargo, dentro de la genialidad de los comerciantes surgió una idea en los últimos días en un comercio de la Ciudad de México.

De acuerdo con una fotografía, publicada por Óscar Vázquez Chávez, coordinador del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) en la delegación Cuauhtémoc, compartió una fotografía de un negocio de tortas.

“Para que no venta su voto: Paquete familiar, 5 tortas más un refresco de 2 litros y medio por 180 pesos”, dice una manta del negocio Shangri- La, ubicado en la colonia Santa María La Ribera, en la zona centro de la ciudad.

Es conocido que una de las prácticas con las que se compra el voto en diferentes entidades del país es por medio de despensas, o alimentos preparados (como tortas o sandwiches) que son entregados para acudir a mítines con los candidatos o para asistir a emitir el voto.

A nivel federal, se llevará a cabo la elección presidencial; la de 500 diputados—300 serán de mayoría relativa y 200 de representación proporcional— así como de 128 senadores—64 de mayoría relativa, 32 de representación proporcional y 32 de primera minoría—.

Los estados que tendrán elecciones para gobernador son: Chiapas, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Puebla, Tabasco, Veracruz y Yucatán, así como la del jefe de gobierno capitalino.

A nivel local, a excepción de Coahuila, Quintana Roo y Tamaulipas, en el resto de las entidades se renovará a los Congresos estatales y en total estarán en juego 591 diputaciones locales demayoría relativa y 392 de representación proporcional.

Asimismo se someterán a votación 2 mil 226 ayuntamientos en todo el país y por primera vez se tiene previsto 16 alcaldías en la Ciudad de México, que suplirán a las delegaciones políticas, ante la nuevas reglas que establece la Constitución capitalina, sobre la que hay controversias ante la Corte.

Siendo esta una elección histórica, es cierto que también debe ser marcada por la participación de los ciudadanos. De acuerdo con cifras del INE, en 2012, la tasa de abstencionismo fue del 63.3 por ciento, lo que deja una decisión muy importante para el país en manos de menos personas.