Crece el plagio en diseños indígenas, estas marcas lo demuestran

Múltiples marcas han influenciado sus creaciones en trabajos artesanales sin dar crédito ni pago por ello. En lo que va del año se registran 11 casos

  • En lo que va del año se tiene registro de 11 caso de plagio

  • De 2008 a 2017 se han presentado otros 14 episodios

  • No existe una protección legal para los trabajos de las comunidades indígenas

De acuerdo con un reporte de El Financiero, en lo que va del año, se han registrado 11 casos de plagio sobre artesanías así como bordados de pueblos originarios de diversas entidades del territorio nacional; se convierte en una situación preocupante ya que de 2008 al 2017, la organización Impacto documentó 14 casos.

Se trata de marcas nacionales e internacionales, las cuales, bajo el argumento de “inspiración en el arte mexicano” han utilizado los diseños indígenas: la francesa Christian Dior, la española Zara, la mexicana That’s It, la norteamericana Forever 21, la firma indonesa Batik Amarillis, las británicas Star Mela así como Marks and Spencer.

Según el trascendido del medio, ninguna de las anteriores dio crédito a las comunidades, no solo eso, no colaboraron con o en ellas; esto se debe a un vacío legal en el que las marcas pueden utilizar esta “inspiración” y no violan ningún derecho de autor ya que los trabajos de las comunidades no están protegidos.

Adriana Aguerrebere, directora de Impacto, en declaraciones para el medio, refiere este hecho. “El tema de patrimonio colectivo tiene muchísima dificultad porque no existe una figura vinculante”.

En tanto, Marta Turok, especialista en textiles nacionales, recalcó que el problema se incrementa, ya que, al tratarse de bienes y creación de propiedad colectiva y hasta ahora los organismos gubernamentales solo protegen las creaciones individuales.

Este proceso de protección presenta una complejidad a tal grado que desde hace 17 años la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual tiene en espera la ‘iniciativa para la protección de los derechos de los titulares del conocimiento tradicionales, las poblaciones indígenas así como las comunidades locales’.

Y es que la falta de un recurso legal ha propiciado que las firmas no enfrenten un proceso con alguna autoridad, sin embargo, con el paso del tiempo son los propios consumidores quienes muestran su inconformidad.

Mango ha sido la única empresa que tras darse a conocer el plagio retiró la mercancía señala de los anaqueles, con otras como Nestlé, Pineda Covalin, Nike o Rapsodia, no sucedió lo mismo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299