Para nadie es un secreto que la tecnología y los recursos digitales son un terreno en el que todas las marcas quieren estar.

No obstante, desde la irrupción de la era digital, ha surgido un dilema en cómo la creatividad entra en este nuevo contexto.

Preguntas como ¿por qué son pocos los casos digitales que resultan emblemáticos para el consumidor en el terreno creativo?¿La creatividad esta aniquilada?¿Si hay mayor inversión por qué el nivel creativo parece estar por debajo de lo que la industria y sobre todo el consumidor esperan? se hacen recurrentes en dicho dilema.

Los hallazgos de diversas investigaciones y estudios dan cuenta de esta realidad. Estimaciones de Adgravity recuerdan que en el terreno digital el 58 por ciento de los anuncios nunca son vistos. Por su parte, conclusiones de HubSpot, revelan que poco más del 90 por ciento de los consumidores considera más intrusivos los anuncios digitales actuales que los publicados hace tres años, mientras que sólo el 7 por ciento considera atractivo un emplazamiento publicitario hasta el punto de llevarlo a dar click, lo que a decir de los pronósticos de Proxima supone que cada año se desperdicia a nivel global hasta un 60 por ciento del presupuesto que los anunciantes destinan al entorno digital.

Creatividad, tecnología y data en digital

Bajo este contexto, en el marco del segundo día de actividades en el Congreso Nacional de Marketing Digital, Horacio Genolet, CEO de Ogilvy Latina, habló sobre la manera y los aspectos a considerar para generar un buen match entre creatividad, tecnología y data en el terreno digital.

En principio, el directivo aseguró que lejos de lo que pueda pensarse, “la tecnología ha potenciado la creatividad”, al hacer más sencillos los procesos creativos.

No obstante, Genolet afirmó que para lograr una verdadera sinergia entre estos puntos es vital diferenciar entre el tipo de conexiones que se desean alcanzar.

El ponente habló sobre conexiones cortas, relacionadas con conseguir un impacto o acción momentánea, así como de conexiones que importan mismas que “son las que cambian conductas”. Bajo este entendido, la tecnología debe de ayudarnos para hacer la realidad más tolerable; en este rol la inteligencia artificial tendrá un lugar especial.

De esta manera concluyó afirmado que estamos frente a una nueva era, en donde la responsabilidad de los mercadólogos será “dar responsabilidad a la inteligencia artificial ante la gran cantidad de información que se tienen sobre el consumidor”, para poner este tipo de recurso a disposición de la creatividad. Sólo de esta manera, se llevará a buen puerto la combinación entre creatividad, tecnología y data.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299