Corea del Sur investiga a Samsung por escándalo de corrupción

La Fiscalía de Corea del Sur interrogó al vicepresidente de Samsung, Lee Jae-Young, bajo la sospecha de tráfico de influencias con la presidenta del país, Park Geun-hye, quien fue retirada de su cargo desde diciembre pasado y enfrenta un juicio político que podría llegar a su destitución por el mismo escándalo.

La justicia surcoreana cree que el directivo de Samsung es un sospechoso directo de hace utilizado su relación con la entonces presidenta en funciones para obtener exenciones fiscales a cambio de pagar millones de dólares a fundaciones privadas, las cuales fueron creadas para intercambiar favores entre políticos de alto rango y empresarios.

El caso involucra a muchos políticos, e incluso el caso provocó una crisis político en el país asiático porque los supuestos favores políticos duraron décadas. Concretamente, la policía sospecha que Samsung pagó sumas millonarias en su momento a las autoridades en turno de forma ilegal para obtener la aprobación para una fusión realizada en 2015 con Cheil Industries, una firma dedicada al comercio y la construcción.

Según medios coreanos, dicha operación fue crucial, el pase directo para que Lee Jae-Young fuera nombrado dirigente de Samsung Electronics. Las pesquisas llevan varias semanas con otros dirigentes de la compañía, así como rangos medios. Además, suponen que si el tribunal del país asiático confirma el despido de la presidente de Corea del Sur, el escándalo aumentaría de nivel y el directivo de Samsung podría ser el siguiente afectado, aunque hasta el momento aseguraron “se reservan la posibilidad de detenerlo si lo consideran necesario”.

De acuerdo con Statista, el lanzamiento de su modelo Galaxy S7 impulsó la marca, ya que sus ventas fueron superiores a los 7 mil millones de dólares, e incluso dominó sobre la firma de Cupertino, Apple, quien ese mismo rango de tiempo sus beneficios bajaron cerca de 7 mil 800 millones de dólares.

Sin embargo, el lanzamiento de su modelo Galaxy Note 7 fue un fracaso, ya que se detectó que su batería explotaba, por lo que tuvieron que devolver más de tres millones de unidades, lo que representó pérdidas mayores a 5 mil millones de dólares.

Aunque la confianza en la marca no se vio totalmente afectada, la compañía lanzará este año su modelo sucesor del Galaxy S7, se trata del Galaxy S8, el cual tendrá mejoras notables, como tecnología en sus pantallas de 4K, la eliminación de la huella touch, que se integrará a la pantalla, una mayor estética en su modelo, más delgado, entre otros cambios. Se estima que el modelo sea lanzado en el mes de abril.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.



Asiste al Community Managers Summit, el evento más importante para generación de contenido en redes sociales que se realizará los próximos 18 y 19 de febrero. Compra tu boleto aquí.