Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

ARTÍCULO EXCLUSIVO PARA SUSCRIPTORES

Contextual omnipresence: Olvidar omnichannel para ser relevante

Únicamente 7 por ciento de las empresas asegura estar realmente preparadas para ejecutar acciones multichannel, mientras que el 35 por ciento reconoce que no cuenta con la preparación necesaria para desarrollar campañas en este terreno.

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

[g1_row]

[g1_1of1]

La consolidación del fenómeno internet of things -pronosticada para el siguiente año- será un tema que de manera inevitable cambiará ala forma en la que las marcas se relacionan con sus públicos meta, no sólo desde la óptica de la gran cantidad de información sobre los usuarios a la que las empresas tendrán acceso, sino también por la diversificación e incremento de puntos de contacto que pueden convertirse en escenarios óptimos de conversión.

Basta con revisar las cifras generales sobre el comportamiento que este mercado tendrá en los años venideros. Números publicados por Statista indican que el mercado global del Internet de las cosas crecerá de 743.1 mil millones de dólares proyectados para el cierre del año pasado a 1,710.4 mil millones de dólares durante 2020. En buena medida, el incremento estará apalancado por la rápida adopción de dispositivos conectados a la red dentro de la categoría de consumidores finales, la cual registrará un crecimiento en dólares que irá de los 416 mil millones a 1,534 mil millones en los siguientes cinco años a nivel mundial.

Desde la óptica de Luis Miguel Hernández, CEO de Gamol, las estadísticas anteriores hablan sobre cómo “la tecnología cambia cómo nos movemos, cómo nos comunicamos, a dónde vamos y qué compramos. Estamos siendo moldeados por la cultura digital y estamos moldeando al mismo tiempo nosotros al mundo que nos rodea. Hay una sofisticación tanto en el medio, como en los formatos y en los mensajes que no es tan sencilla como la mayoría de las agencias piensan”.

Es cierto, a mayor número de dispositivos conectados a la red, las marcas tendrán un campo de acción más amplio. Sin embargo, ante las exigencias de personalización e inmediatez de las audiencias, pareciera que el gran reto de las marcas estar en todo lugar, momento y plataforma en el que se encuentran sus públicos meta con el fin de no perder ninguna ocasión que puedes transformase en una conversión.

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

Porcentaje de inversión en medios digitales

Cifras correspondientes a 2016 para el mercado mexicano

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of3]

[g1_numbers start=”0″ stop=”46″ suffix=”%” size=”m” align=”center” animation=”count” text_color=”#6d6d6d” caption_color=”#dd3333″]

Menos de 15 mil pesos

[/g1_numbers]

[/g1_1of3]

[g1_1of3]

[g1_numbers start=”0″ stop=”23″ size=”m” align=”center” animation=”count” text_color=”#6d6d6d” caption_color=”#dd3333″ suffix=”%”]

De 15 mil a 30 mil pesos

[/g1_numbers]

[/g1_1of3]

[g1_1of3]

[g1_numbers start=”0″ stop=”17″ size=”m” align=”center” animation=”count” text_color=”#6d6d6d” caption_color=”#dd3333″ suffix=”%”]

Más de 50 mil pesos

[/g1_numbers]

[/g1_1of3]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of1]

A decir de Gabriela Vázquez Cobo, qualitative director de TNS, “todos los puntos de contacto de la marca deben construir de igual forma la experiencia de marca. El consumidor hoy está en la tienda, en la calle, en internet, en todos lados, y cualquier punto de contacto que tenga con la marca debe estar alineado”.

Llevar a la práctica esta premisa es un asunto más complejo de lo que se cree. Un estudio elaborado por eConsultancy revela que únicamente 7 por ciento de las empresas asegura estar realmente preparadas para ejecutar acciones multichannel, mientras que el 35 por ciento reconoce que no cuenta con la preparación necesaria para desarrollar campañas en este terreno. De hecho, sólo 8 por ciento de las organizaciones afirma que cuenta con una plataforma única para gestionar toda la información involucrada en una acción multicanal.

Ante el creciente desarrollo y puesta en marcha de distintas plataformas así como el nacimiento nuevos dispositivos, una de las preocupaciones de los anunciantes y empresas encontrar el camino ideal para sacar el máximo provecho de estos avances mediante el desarrollo de una estrategia omnichannel que les permuta estar en donde sus audiencias meta se encuentran.

No obstante, al largo plazo, esta podría ser una práctica poco rentable para el negocio de las organizaciones si se considera que es una tarea que demanda diversos recursos relacionados con análisis de grandes cantidades de datos, equipos de producción de contenido y estrategias específicos así como esfuerzos de mantenimiento a largo plazo que apuesten por conservar la presencia de la firma en ciertos canales de la mejor manera, sólo por mencionar algunos.

Entonces, ¿sobre qué eje deberán de establecerse las relacionas de las marcas con sus consumidores en la era del ‘todo conectado’?

[/g1_1of1]

[/g1_row]

[g1_row]

[g1_1of3]

[g1_quote author_description_format=”%link%” align=”center” size=”m” style=”simple” template=”01″]

El 62 por ciento de las marcas asegura que las herramientas con las que ahora disponen no les permiten enviar mensajes o acciones concretas a los compradores en el momento exacto.

[/g1_quote]

[/g1_1of3]

[g1_2of3]

A pesar de que en buena medida, la respuesta al cuestionamiento es un asunto que dependerá de factores únicos y particulares para la estrategia de negocio de cada marca, la realidad es que como primer acercamiento a esta nueva realidad es necesario entender que las posibilidades que otorgan loa avances tecnológicos y la diversificación de los puntos de contacto deben de ser entendidos desde una óptica totalmente diferente a la que, desde hace años, impera en este sentido.

En términos generales, una buena parte de la industria desarrolla sus estrategias para canales, plataformas y dispositivos innovadores desde la óptica de cómo pueden utilizar estas tecnologías para impulsar sus oportunidades de éxito. Es decir, enfocan sus esfuerzos en las posibilidades que la tecnología otorga, sin considerar las necesidades del cliente y los contextos en los que relaciona con dichas innovaciones.

Aunque en los últimos años el término “customer centric” se ha mantenido en el centro de las conversaciones dentro de la industria, la realidad es que establecer acciones que cumplan con las expectativas que esta tendencia implica aún es un asunto en el que las marcas tienen mucho camino por recorrer si se considera que el 73 por ciento de los usuarios percibe que las empresas no están preparadas para cubrir las expectativas de los clientes online aún cuando tienen en sus manos una gran cantidad de los mismos, de acuerdo con OBS.

[/g1_2of3]

[/g1_row]

Otros artículos exclusivos para suscriptores