Cómo aprovechar el contenido antiguo para obtener uno nuevo

El implemento de diferentes estrategias en mercadotecnia es algo ordinario para la industria, pues el constante cambio del consumidor orilla a que las marcas se desenvuelvan de forma diferente de manera constante. Recientemente, uno de los formatos que han tomado mayor relevancia para la publicidad y el marketing es el contenido original, incluso para formar una rama especializada como el content marketing.

Lo que se puede destacar en ese tipo de formato es que el video y las imágenes está tomando mayor revuelo en las estrategias. Sin embargo, el texto que acompaña a cualquier clase de formato también sigue siendo relevante, sobre todo si se pretende obtener un buen posicionamiento SEO. Según un informe de ConsumerLab TV & Media de Ericsson, hasta 2016 el consumo de video presentaba un aumento del 85 por ciento.

Esto se debe al crecimiento y el impacto que han tenido los smartphones para el usuario. Con base en esto, estimados de Zenith indica que las marcas apostarán por la creación de contenido audiovisual de valor y será la tendencia en 2018, pues con tecnologías como la realidad virtual o la realidad aumentada generar empatía con los usuarios que cada vez más se adaptan a diferentes medios y plataformas.

Aunque por otra parte, se debe pensar que una gran cantidad de contenido es ignorado, lo que determina la importancia de las estrategias en content marketing para generar el suficiente nivel de engagement con los consumidores online.

Fortalecer una estrategia de contenidos dirigido a un público particular es ideal para extender el alcance de la misma.

De acuerdo con CISCO, los usuarios de Internet crecerán al 62 por ciento para el año 2020, lo que convierte al contenido online en una prioridad. Sobre todo si lo que buscan las firmas es otorgar algo de valor y calidad, de acuerdo con las preferencias de la marca y lo que el mismo consumidor busca.

Así puedes aprovechar el contenido utilizado de nueva cuenta:

  • Adáptalo en un nuevo formato. Rescata la información relevante de tus contenidos y reorganízalo en un formato más llamativo y dinámico.
  • Divide el contenido.
  • Complementa el contenido.
  • Actualiza el contenido con datos relevantes.
  • Dividir el contenido para redes sociales específicas.