• Amazon es una de las empresas líderes en retail, gracias al impacto que ha logrado con la estrategia comercial en cada uno de los países donde acciona su negocio.

  • El mercado de retail digital tiene su fuerza en el mercado masivo que realiza compras de manera online, por lo que un error se magnifica en la misma proporción.

  • No entender el rol que juega el factor cultural en una estrategia comercial lleva al fracaso de las tiendas, por promover estereotipos o mensajes negativos.

Las ventas a través de comercio electrónico podrían alcanzar durante 2019 3 453 miles de millones de dólares, según estimados mundiales lanzados por eMarketer.

El sentido que ha cobrado la acción de comprar en línea ha determinado una serie de pautas en que los productos juegan un rol indispensable, que han dado paso a estrategias comerciales cada vez más destacadas.

Los productos adecuados ante contextos demandantes

El papel del consumidor es sumamente exigente cuando se trata de elementos culturales, a través de los cuales debe de identificarse una marca.

Al fallar en esta identificación las marcas son objeto de críticas y de acciones virales negativas, que los consumidores convierten en crisis de marcas, por el impacto que sus críticas escalan a través de redes sociales.

Esto lo hemos visto con el llamado al boicot en contra de Amazon, luego de que la plataforma autorizó la venta de zapatos y tapetes para el baño, con imágenes de dioses hindúes.

#BoycottAmazon es el hashtag que creció en Twitter, al que usuarios indios se sumaron para critican la estrategia de venta con que Amazon vendió zapatos, sandalias; así como tapetes y protectores para el escusado con imágenes religiosas del hinduismo.

El error que cometen las marcas y la reacción que tiene el consumidor ya lo hemos visto con fenómenos como Adiós Starbucks, el hashtag con el que consumidores mexicanos se despedían de la cadena de cafés en 2017, para motivar el consumo de productos nacionales.

Vemos entonces como los factores de contexto cultural y social juegan un rol definitivo para lograr que una marca de retail active una estrategia comercial y se convierta en el referente del consumidor y no en su enemigo.